4 Señales de que te enamoras de hombres inteligentes

 

El físico NO es lo más importante en este tipo de relaciones

Por NORMA PORTILLO/Soy Carmin

De pronto vemos parejas con las que nos preguntamos, qué vio él en ella o, a la inversa, qué vio ella en él. Porque desde nuestro punto de vista esa pareja es de las más disparejas que hemos visto y no podemos aceptar esa diferencia.

Buscamos compatibilidad de carácter, su físico, posición económica y no encontramos la razón de esa unión.

Sin embargo, de acuerdo con algunos estudios, en definitiva, no es el físico el más importante en la relación.

Por lo que si eres de las mujeres que no es el físico lo que te atrae de un hombre, sino su inteligencia, es señal inequívoca que eres sapiosexual.

Un sapiosexual es una persona que no se preocupa por el físico de la pareja y no se deja llevar por los estereotipos, sino que a la hora de elegir un chico lo hace por el nivel de inteligencia y conocimiento que tiene la otra persona.

Aquí cuatro señales para saber si eres una de ellas.

Piensas y estás convencida que los hombres inteligentes tienden a mantener relacionas más estables. Para ellos cultivar la mente, obtener conocimientos y tener seguridad en ellos mismos los hace preocuparse menos en andar buscando por otro lado lo que ya tienen en casa.

Buscas en él lo que te gustaría encontrar en ti misma. En definitiva que un hombre inteligente se relaciona con mujeres inteligentes y a la inversa. De otro modo, no se sentirían a gusto con la pareja porque estar con una persona hueca a nadie le llama la atención.

No necesitas del contacto sexual para sentir la excitación. Aunque es una parte importante de la relación, no todo el tiempo es necesario. Una plática inteligente, coherente, con lenguaje claro deja una sensación muy agradable.

Tu deseo de aprender puede llevarte al amor. Cuando una mujer admira a un hombre es un buen principio para que florezca el amor.

La atracción por hombres inteligentes es una cuestión biológica, ya que la inteligencia aumenta las posibilidades de supervivencia.

Pero como todo en la vida tiene un pero, he de decirte que esa atracción por la inteligencia no tiene nada que ver con la estabilidad económica y emocional que él te pueda brindar.