Acepta Juzgado Federal amparo contra segunda licencia de ausencia del alcalde Arturo de La Rosa

Ciudadano que interpuso la demanda pide que regrese a cumplir con sus obligaciones o se vaya de manera definitiva

Un Juzgado Federal admitió una demanda de amparo tramitada por un ciudadano Cabeño inconforme por la ausencia de más de 30 días del Presidente Municipal con licencia Arturo de la Rosa Escalante.

Salvaguardando la identidad del quejoso, éste explica que la pésima calidad de los servicios públicos, así como la ausencia del Presidente Municipal lo orillaron a ampararse, y pretende anular la segunda licencia temporal concedida al Alcalde de Los Cabos en la sesión de Cabildo celebrada el 2 de mayo pasado.

El ciudadano Cabeño, también refiere extraoficialmente que en el Palacio Municipal no le quieren recibir escritos, peticiones o solicitudes dirigidas al Presidente Municipal “porque no van destinadas al Primer Regidor Jesús Gómez”, lo cual es contrario a la ley, “porque se trata de una autoridad de facto, y porque el Primer Regidor no está facultado para gobernar por más de 30 días en suplencia de Arturo de la Rosa, quien pretende reelegirse como Presidente”.

En la demanda de garantías, se reclama que la Constitución Política de Baja California Sur en sus artículos 142 y 148, no autorizan las licencias consecutivas, y que el Presidente Municipal y el Cabildo están cometiendo un fraude a la Constitución autorizando licencias consecutivas y porque tampoco llaman a los suplentes respectivos y, como consecuencia, el Gobierno Municipal lleva más de 30 días acéfalo.

Al respecto, la Constitución es muy clara: 1) Solamente se podrá conceder una licencia al Presidente Municipal y a los miembros del cabildo hasta por 30 días, y 2) en caso de una ausencia mayor a 30 días, se deberá llamar a los suplentes respectivos. En el caso, el presidente municipal se ausentó desde el 9 de abril pasado, y esta ausencia transgrede el principio de representación democrática.

La demanda de amparo obligará a las autoridades responsables a que anulen la licencia temporal y que regrese Arturo de la Rosa a ocuparse de los asuntos municipales que le reclaman los habitantes de Los Cabos.