Buscan reclacificar cráneo de delfín prehistórico

 

En la década de los noventas, durante una excavación realizada en San Juan de la Costa, BCS, se descubrió un cráneo fosilizado de un delfín perteneciente a la época del oligoceno tardío, la cual se sabe que culminó hace 25 millones de años atrás, aproximadamente.

En investigaciones anteriores, este cráneo había sido clasificado erróneamente dentro de una familia de cetáceos a la cual no pertenecía. Sin embargo, una investigación reciente se ha dado a la tarea de describir el fósil para reclasificarlo y colocarlo en una familia correcta.

El estudio es elaborado por Sandra Lizeth González Jordán, egresada de Biología Marina de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, como parte de su proyecto de tesis de licenciatura.

La joven señala con respecto al fósil que, estudios anteriores, lo ubicaban en la familia denominada Agorophidae, considerada como uno de los grupos de delfines más antiguos, según investigaciones.

Hasta el momento, González Jordán ubica la especie dentro de los Simocetidae, organismos que eran parecidos a los delfines contemporáneos, pero que aún guardaban ciertas diferencias.

“Hemos determinado que el organismo en cuestión, al igual que los Simocetidae, cazaba utilizando la “ecolocación”, es decir que emitía ondas de sonido para localizar a sus presas; no obstante, distinguimos ciertas diferencias en la morfología del cráneo que aún estudiamos”.

Según la universitaria, esta familia fue nombrada por un investigador neozelandés que visitó la UABCS hace un par de años atrás. El científico colaboró con académicos del Museo de Historia Natural de la Universidad, y llevó consigo otro espécimen que se descubrió cerca del cráneo que analiza Lizeth González.

De esta forma, explicó que se encuentra comparando el fósil de delfín con el espécimen que se encuentra en Nueva Zelanda para confirmar con certeza si se trata de la misma especie. Lo anterior a través de fotografías y algunas réplicas que tienen.

Cabe destacar que este fósil es de importancia paleontológica debido a que representa el momento en que los cetáceos se dividieron en los dos grupos que conocemos en la actualidad: los misticetos y los odontocetos; o sea aquellos que tienen barbas y los que tienen dientes, respectivamente.

Lizeth González dijo existen muy pocos registros del periodo oligoceno tardío debido a que en el pasado, algunas zonas de BCS estaban sumergidas bajo el agua y, cuando el nivel descendió, los fósiles de organismos marinos quedaron expuestos a los efectos de la erosión, por lo que muchos de ellos se perdieron. Por esta razón, considera que el espécimen en cuestión es de gran importancia para el conocimiento de esta época.