Colabora UABCS en estudio de arrecifes rocosos del Golfo de California para medir su estado de salud

Este año, científicos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, del Centro para la Biodiversidad Marina y la Conservación A.C. y del Instituto de Oceanografía Scripps de San Diego participaron en un proyecto que consistió en evaluar el estatus de salud de los arrecifes en el Golfo de California.

El trabajo de investigación fue realizado en alrededor de 170 comunidades arrecifales, desde Bahía de Los Ángeles hasta Cabo San Lucas. El proyecto incluyó una serie de censos para evaluar la biomasa (los kilogramos de cada individuo) de peces e invertebrados que se desarrollan en estos ecosistemas.

Para ello se tomaron en cuenta ciertos parámetros de medición, como la cantidad de depredadores tope (pargos, cabrillas, jureles), la biomasa de los carnívoros (cochitos, cabrillas pequeñas) y el porcentaje de zooplanctívoros (estrellas de mar y erizos), entre otros.

Para evaluar la vida marina que habita debajo del agua, el equipo de buceo nadó a lo largo de líneas establecidas, llamadas transectos, deteniéndose a intervalos para contar el número de pescados e invertebrados encontrados y calcular su tamaño individual. Las profundidades de medición oscilaron entre los 5 y 20 metros.

De acuerdo a los datos obtenidos durante la investigación, se dedujo que el 90% de los arrecifes que se encuentran en Cabo Pulmo se encuentran en un estado de salud óptimo. Mientras que, en el resto de los arrecifes del Golfo, un 70% presentó un estatus de salud de mediano a bajo. Estos resultados se deben, en parte, a que la primera región es una reserva donde no se permite la pesca y en el resto de los arrecifes estudiados sí.

Esta información la dio a conocer Ismael Mascareñas Osorio, del Centro para la Biodiversidad Marina y la Conservación A.C., quien funge también como Coordinador de Monitoreo de Arrecifes Rocosos en el golfo de California.

“Lo importante de obtener esta información es que, con el monitoreo constante, se puede determinar cómo han ido cambiando estos arrecifes rocosos. Para las personas encargadas de tomar decisiones también es muy importante, debido a que pueden acceder a datos de la investigación con facilidad. Con este tipo de información se facilita la tarea de replantear las Áreas Naturales Protegidas y su efectividad”, declaró el investigador.

Los resultados en extenso de la investigación pueden consultados en la página de internet Datamares.com, un portal destinado a la divulgación científica, en la cual colaboran las instituciones antes mencionadas.

Cabe señalar que los arrecifes poseen una importancia significativa. En ellos se alberga una gran cantidad de vida marina que es de interés para la pesca comercial, tales como el jurel, el pargo, la cabrilla, el erizo y el pepino de mar, por mencionar sólo algunos.

Debido a la trascendencia que poseen estos ecosistemas, cada año se realizan monitoreos en el golfo de California para determinar el estado de salud de los arrecifes rocosos de la zona, hecho en el cual, participan diversas instituciones.