Condenan a más de 23 años de prisión a “violador serial” de menores en Loreto

El Tribunal de Enjuiciamiento declara culpable a Francisco Antonio “N” pasará 20 en prisión por este delito

Se suma a dos condenas de 3 años 4 meses de prisión por abuso sexual de menor

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) obtuvo fallo condenatorio en el juicio oral que se celebró en el Centro de Justicia Penal de Loreto el 25 de noviembre del año en curso.

Los hechos ocurrieron el mes de mayo del 2018 en un domicilio de esta ciudad.

Por lo anterior el agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación de Delitos llevó a cabo todas las diligencias previstas en el Código Nacional de Procedimientos Penales para inicialmente, integrar la carpeta de investigación y en su momento, ejercer Acción Penal en contra del hoy sentenciado; posteriormente, dentro del plazo que concedió el juez, realizó la investigación complementaria y formuló la acusación.

Se ofrecieron y se admitieron las pruebas a las partes, y en su oportunidad, se dictó el auto de apertura a juicio que concluyó con esta sentencia condenatoria.

El miércoles 25 de este mes se realizó la audiencia de individualización de sanciones, en la que el Tribunal de referencia precisó los años de prisión a imponer, una vez que Francisco Antonio ¨N¨ fue hallado culpable.

Francisco Antonio “N” tiene 2 sentencias más por abuso sexual de menor, el 14 de noviembre en juicio oral efectuado en esta cabecera municipal, se le sentenció a pasar 2 años en prisión y pagar 200 días de multa y el 10 de octubre de este año se le sentenció a 1 año 4 meses en prisión por otro abuso sexual de menor.

En total, los agentes del Ministerio Público de Loreto, lograron penalidades de 23 años y 4 meses de prisión para Francisco Antonio “N” por los delitos de violación equiparada y abuso sexual de menor.

Con la obtención de estas resoluciones condenatoria, la Procuraduría General de Justicia del Estado cumple con el compromiso de velar por los intereses de las víctimas y ofendidos, y lograr que las personas que transgredan el orden jurídico sean sentenciadas, con respeto a sus derechos humanos