Cuando la muerte llama a casa; en Monte Real cae el ejecutado 466

San José del Cabo, BCS.- Mientras en el puerto de Cabo San Lucas empresarios y funcionarios de los tres niveles de Gobierno festejan que el Departamento de Estados Unidos ha cambiado la alerta para sus viajes al destino turístico de Los Cabos, en calles del Fraccionamiento Monte Real cayó el ejecutado 466 en el municipio.

La agresión se produjo a las puertas de un domicilio ubicado en la calle Providencia, entre Sauz y Privada del Rey, en lo que se conoce como la tercera etapa del fraccionamiento Monte Real, donde en los últimos meses han ocurrido más de 30 ejecuciones.

Después de una tensa calma en el municipio y el festejo de los tres niveles de Gobierno con empresarios porque las autoridades de Estados Unidos modificaron la alerta a sus ciudadanos para viajar a los destinos turísticos de Baja California Sur, este viernes ocurrió el ejecutado 466 en el municipio de Los Cabos.

El ataque armado ocurrió a las 13:03 de a tarde, justo cuando la víctima pretendía subirse a una camioneta que tenía estacionada en las afueras de su domicilio particular. Los testigos refirieron que el ataque se perpetró con una arma corta, ahí a las puertas de su hogar, quedó el ejecutado 466.

Autoridades policiacas tuvieron que evacuar a la esposa e hijas del hoy occiso, quienes se tuvieron que esconder debajo de las camas para escapar al ataque armado de los pistoleros, quienes se dieron a la fuga hacia rumbo desconocido.

La zona ya se encuentra acordonada por las corporaciones policiaco-militares y como siempre ocurre en estos casos, nada se sabe de los agresores.

De acuerdo a las primeras investigaciones la víctima laboraba como estilista en una peluquería de la colonia Pablo L. Martínez, justo donde el 31 de diciembre pasado levantaron a un menor de 17 años de edad y posteriormente, su cuerpo apareció en el arroyo de Costa Azul, con varios impactos de bala.