Del CRAADYR a Armida Castro, ya no hay diálogo, piden su desafuero en el Congreso local

También piden la renuncia del titular de Seguridad Pública Juan José Zamorano Martínez y del Director Municipal de Salud Adán Monroy, por la represión que habrían sufrido cuando pidieron una audiencia a la primera autoridad

Los Cabos, BCS.- El tiempo no espera a nadie. Cuando la alcaldesa se acercó a tratar de atender a los integrantes del Centro de Rehabilitación Amor al Adicto Difícil A.C. que desde el viernes mantienen un plantón en la explanada de palacio municipal,  le respondieron que tienen tres demandas, la solicitud de su desafuero ante el Congreso local, la destitución del titular de Seguridad Pública Juan José Zamorano Martínez y la del Director Municipal de Salud  Adán  Monroy.

Cuando buscamos el diálogo con la autoridad la respuesta fue el desalojo con lujo de violencia de palacio municipal, ahora el asunto se encuentra en la Procuraduría General de Justicia del Estado y en el Congreso local, dijo Juan Carlos Barba, directivo del Centro en la colonia Guaymitas.

En el legislativo los integrantes del Centro de Rehabilitación Amor al Adicto Difícil A.C. ha solicitado el desafuero de la alcaldesa Armida Castro por la represión que sufrieron cuando solicitaron una audiencia para solicitar apoyo para la atención de los enfermos de droga y alcohol, dijo Roberto Castro Velázquez, representante legal de los inconformes.

Explicó en entrevista  que piden la destitución del titular de Seguridad Pública Juan José Zamorano Martínez por ordenar el desalojo violento de los integrantes del CADRIR y arrestarlos por 36 horas al negarse pagar una multa de 25 mil pesos por cada uno de los 6 directivos detenidos.

Sobre la destitución del Director Municipal de Salud, Adán Monroy,  señaló que ha incurrido en negligencia e indiferencia para apoyar a los centros que atienden a los enfermos de droga y alcohol en la ciudad de San José del Cabo.

Este lunes por la mañana la alcaldesa Armida Castro Guzmán, acompañada de una nube de funcionarios y periodistas, se presentó muy amablemente con los inconformes y les preguntó que cuáles eran sus demandas, a lo que le respondieron que el tema ya era un asunto legal y de ello podrían informarle los abogados que los representan.