Desde el 16 de agosto, sanciones a comercios que den bolsas de plástico a clientes

“Hoy en Baja California Sur, reafirmamos nuestro compromiso con el cuidado y conservación de nuestro patrimonio natural.  Queremos que nuestros hijos y sus futuras generaciones, tengan un aire limpio, agua pura y un mar transparente, es su derecho y por tanto es nuestra obligación”, afirmó el gobernador Carlos Mendoza Davis, durante el acto donde se dio inicio formal a la entrada en vigor de la restricción de plásticos  de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente.

Ante familias, el Mandatario estatal enfatizó el interés y voluntad de la actual administración por mejorar la calidad ambiental, al recordar acciones como la propuesta de Ley de Movilidad encaminada a contar con un transporte limpio, no contaminante, seguro y accesible, así como la rotunda negativa hacia la minería tóxica.

En ese sentido, aseveró que con esta restricción BCS será referente nacional en abandonar la cultura del plástico al tiempo que lanzó un reto a las y los sudcalifornianos, denominado “Sin Plástico Challenge”, el cual consiste en adoptar buenas prácticas dirigidas a reducir el uso de este material y con ello el daño ecológico.

Estas medidas son llevar termo personal a cafeterías o similares, utilizar botellas de agua reutilizables, usar bolsas de telas para ir a los supermercados, llevar contenedores o refractarios a carnicerías y salchichonerías para la compra de estos productos, así como para transportar los alimentos que se piden para llevar en un restaurante.

El jefe del Ejecutivo puntualizó la importancia de sumarse a este reto, al comentar que un popote tarde hasta 800 años en degradarse, en tanto que a un unicel le toma hasta 32 hacerlo en un uno por ciento, “no hay tiempo que perder por revertir el daño que le hemos hecho a la naturaleza, iniciemos con el reto de la desplastificación, vamos a limpiar nuestros mares y vamos a librarnos de la condena del plástico”, indicó Mendoza Davis.

Mendoza Davis refirió que, si bien los cinco ayuntamientos realizarán la inspección, vigilancia, así como la aplicación de posibles sanciones de la restricción, son todos los habitantes del Estado quienes pueden hacer la diferencia, empezando desde casa.

“Somos, orgullosamente, uno de los primeros estados en iniciar esta noble y ardua tarea de dejar de utilizar plásticos en nuestro día a día. Regresemos a la básico, sin recursos naturales se paraliza nuestra economía. Cuidemos nuestro entorno, es por nuestro presente, es por un mejor futuro”, concluyó el Carlos Mendoza Davis.