Doctor Ernesto Ibarra Montoya, desmemoriado

En las elecciones del 2018  Ernesto Ibarra Montoya estuvo a punto de no participar en las elecciones para Presidente Municipal.

En MORENA era más fácil que entrara un camello en el ojo de una aguja a que el fuera candidato a la Presidencia Municipal.

En el Partido del Trabajo, dieron todas las confianzas al  entonces Comisionado Nacional en Baja California Sur, Alfredo Porras Domínguez, para que lograra hacer valer el derecho de que en Los Cabos el Partido del Trabajo  designaría al candidato, de acuerdo al Convenio de Coalición  que se tenía firmado.

Leonel Cota Montaño y otros jerarcas de MORENA estaban dispuestos a dejar la candidatura en Los Cabos al PT siempre y cuando Narciso Agúndez Montaño fuera el candidato.

No lo convencieron.

Después le ofrecieron una fuerte suma  de dinero para que dejara en la orfandad al Doctor Ernesto Ibarra que veía como corrían las manecillas del reloj electoral y nomás no tenía partido y por ende candidatura.

En el convenio de coalición entre MORENA y el PT, Narciso Agúndez estaba palomeado para que fuera el candidato a la Diputación Federal del  Distrito 02.

Ante la terquedad de Agúndez Montaño, los actores de MORENA  voltearon hacia Alfredo Porras Domínguez, a quien le ofrecieron la candidatura de la Diputación Federal 02 a cambio de que dejara de presionar en la mesa de los acuerdos la posibilidad de que Ibarra Montoya fuera el candidato de MORENA-PT a la Presidencia Municipal.

En el Partido Acción Nacional festejaban la posibilidad de que el Doctor no tuviera participación en las elecciones del 01 de julio, justo para vencerse los plazos legales, no tenía ni partido ni candidatura.

En un último intento, Luis Armando Díaz, Mercedes Maciel y Narciso Agúndez Montaño viajaron a la  Ciudad de México para  presionar al dirigente nacional del PT Alberto Anaya Gutiérrez de que dieran la candidatura a Ernesto Ibarra Montoya.

Anaya Gutiérrez logró el consenso de los integrantes del Consejo Nacional no sólo para hacer candidato al Doctor sino para romper la alianza con MORENA, al no respetar los acuerdos establecidos en el convenio de Coalición.

Ya con la candidatura del PT en la mano, Ibarra Montoya armó su planilla y llevó mano en la mayoría de las diputaciones locales, incluso se dio el lujo de bajar a Víctor Ortegón Góngora como candidato a diputado local por el Distrito XII.

Alfredo Porras por su parte, tuvo como premio la candidatura a la Diputación Federal del Distrito 02 que comprende La Paz y Los Cabos.

Porras Domínguez  también logró que su aliada, Perla Flores del PES, fuera candidata a una diputación local por la ciudad de La Paz.

Narciso Agúndez se sintió traicionado porque ese espacio estaba negociado para su persona, incluso en su última visita Andrés Manuel López Obrador llegó a reconocerlo públicamente.

En campaña, el ahora diputado federal lo hizo con MORENA, abandonó a todos los candidatos del PT; incluyendo al Doctor Ibarra, el inicio de campaña lo hizo con la “morenista” Armida Castro Guzmán.

Hoy de cara a las elecciones del 2021, al Doctor Ernesto Ibarra se le borró la memoria.

Al igual que en el 2018, donde un día le levantaba la mano al candidato del PRI José Antonio Meade y al otro día buscaba un saludo de Andrés Manuel López Obrador,  hoy Ernesto Ibarra Montoya hace alianzas y acuerdos con quien le dio la espalda en el pasado y estuvo a punto de dejarlo sin partido y sin candidatura.

Le han prometido apoyarlo para que logre la candidatura del PT a la Presidencia Municipal en las elecciones del 2021 pero…

Quien traiciona una vez, traiciona toda la vida.

Tiempo al Tiempo.