Había un traidor en el Gobierno de Arturo de La Rosa; los deja sin sueldo, sin finiquito y sin aguinaldo

Los Cabos, BCS.- La administración de Armida Castro Guzmán sobornó al Jefe de Departamento Financiero de la Tesorería Municipal  Arnoldo Márquez Enríquez para que en el último día del Gobierno de Arturo de La Rosa no hiciera transferencias bancarias por más de 10 millones de pesos que representaba la última quincena y el finiquito de regidores, funcionarios de primer y segundo nivel y hasta del propio alcalde saliente.

Como premio al siguiente día, 29 de septiembre, Arnoldo Márquez Enríquez tomó protesta como Coordinador de Contabilidad en la Delegación de Cabo San Lucas donde el delegado interino es Armando Martínez.

Entre “las patas” se llevó a otros trabajadores del Ayuntamiento que hasta la fecha no cobran su segunda quincena del mes de septiembre y lo peor de todo, la mayoría de ellos se encuentran a disposición del área de Recursos Humanos porque la alcaldesa Armida Castro Guzmán ya ha iniciado el despido masivo de trabajadores afines a Arturo de La Rosa Escalante.

En su cuenta de Facebook Arnoldo Márquez Enríquez tiene como su amigo al Tesorero Municipal Rigoberto Arce Martínez quien habría operado de manera directa para hacer una negociación y dejar de pagar a los funcionarios que se iban y como premio tendría un cargo de segundo nivel en la Delegación sanluqueña.

Márquez Enríquez era el responsable de la banca electrónica y aunque recibió instrucciones el 27 de septiembre para que hiciera las transferencias a las tarjetas bancarias de los funcionarios y regidores, correspondiente al pago de su última quincena de septiembre, su liquidación, la parte proporcional del aguinaldo, primas vacacionales, etc., hizo caso omiso y las instrucciones que si atendió fueron las de Rigoberto Arce Martínez, de no hacerlo.

El ahora Coordinador de Contabilidad en Cabo San Lucas dejó sin pago hasta su propio jefe Patricio García Geraldo y al mismo alcalde Arturo de La Rosa, quien se fue sin quincena, sin aguinaldo y sin finiquito.

Al inicio de la entrega-recepción el equipo de transición de Armida Castro Guzmán pidió que al término de la administración todo el gabinete de Arturo de La Rosa presentara su renuncia voluntaria, sin embargo de última hora les hicieron una mala jugada y los dejaron sin el pago y prestaciones de fin de trienio.

De igual forma hay decenas de trabajadores que no han recibido la última quincena de septiembre y en el peor de los casos ya están puestos a disposición de recursos humanos.

La cacería de brujas en el Gobierno de Armida Castro ha iniciado.