La JFCA presenta plan para abatir rezago ante el Consejo de Implementación de la Reforma Laboral

En 2019 se reducirán en 57 mil los expedientes en rezago y, en 4 años se concluirá con el total de asuntos en trámite

El plan contempla la redistribución de cargas de trabajo, privilegiar la conciliación y establecer grupos itinerantes de apoyo a las juntas en los estados

La Junta contempla cumplir en tiempo con los más de 2 mil trabajadores con que cuenta

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) ha sido la primera instancia a nivel nacional en entregar su plan de trabajo para la conclusión de los asuntos en trámite y la ejecución eficaz de los laudos ante el Consejo de Coordinación para la Implementación de la Reforma al Sistema de Justicia Laboral, con el que pretende abatir el rezago y concluir sus expedientes de cara al cierre del organismo, conforme a la Reforma Laboral publicada el pasado 1 de mayo.

El plan fue presentado por la presidenta de la Junta Federal, María Eugenia Navarrete Rodríguez, el 21 de agosto pasado, siendo que todas las juntas del país tienen de plazo hasta el 31 de agosto para hacer lo propio. El proyecto presentado por la JFCA contempla la reducción del rezago en un 12 por ciento en este año, lo que implica atender cerca de 57 mil expedientes de años anteriores.

El plan contempla estrategias y acciones que se llevarán a cabo tanto en la ciudad de México como en las entidades federativas, que implican la redistribución de cargas de trabajo de las Juntas Especiales en la Ciudad de México, privilegiar la conciliación y apoyar a las Juntas ubicadas al interior de la República mediante grupos itinerantes.

En cuanto hace a la conciliación, la JFCA ha establecido una plataforma para que a través de ella las partes soliciten cita de conciliación y puedan ser atendidos por los funcionarios conciliadores del organismo. Por lo que se refiere a los grupos itinerantes, estos apoyarán a las juntas en las entidades federativas con la realización de diligencias, notificaciones y exhortos, entre otros aspectos.

De esta manera la Junta confía en concluir con los 438 mil expedientes con que cuenta hasta el momento, de los cuales, varios son anteriores a 2012, y el 62.2 por ciento de los mismos, corresponden al sector público; de ellos 231 mil están la etapa de instrucción, es decir, pendientes de que se emita un laudo o resolución. Esto, independientemente de los 85 mil casos que recibe en promedio cada año.

Finalmente, la Junta estima que con el apoyo de los 2 mil servidores públicos con que cuenta actualmente podrá concluir todos sus asuntos, así como los que continúen llegando, derivado de que en tanto entren en funciones los Tribunales laborales federales y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, seguirán conociendo casos.