Nadie quiere comprar la casa que fue de Javier Arellano Félix El Tigrillo, en Los Cabos

Este domingo 11 de agosto volvió a ser subastada y de nueva cuenta no hubo compradores

Los Cabos, BCS.- Este domingo 11 de agosto, junto con otros 24 bienes, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes puso a la venta en una Subasta a Martillo la residencia de Francisco Javier Arellano Félix “El Tigrillo” ubicada en el fraccionamiento Rancho Leonero en la delegación de Santiago, Los Cabos, Baja California Sur.

En este proceso comercial, se ofertaron al público en general 25 lotes de Bienes Inmuebles, entre los que se encuentra, la que fuera residencia del ciudadano chino-mexicano, Zhenli Ye Gon, ubicada en la colonia Lomas de Chapultepec, Alcaldía de Miguel Hidalgo en esta ciudad. Su precio de salida fue de 95 millones 483 mil 511 pesos.

En total, el precio de salida de esta de Bienes Inmuebles es de 234.2 millones de pesos (mdp), sin embargo sólo se vendieron 3 de los 25 inmuebles, entre ellos la casa del empresario chino-mexicano Zhenli Ye Gon, vendida en 102 millones de pesos.

Los otros dos son un terreno de 21.4 millones de pesos en Ciudad Juárez, Chihuahua, y un local comercial de 1.1 millones de pesos en Ixtlán del Río, Querétaro.

Entre los lotes que no pudieron venderse se encuentra  la residencia que fue de Francisco Javier Arellano Félix, ubicada en la Delegación de Santiago. La lujosa casa tuvo un precio inicial de 15 millones de pesos.

Los otros 20 lotes de bienes inmuebles  que tampoco pudieron ser colocados se encuentran en Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, CDMX, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Tlaxcala.

 

Un 16 de agosto del 2006, acompañado de dos de sus lugartenientes  Arturo Villareal Heredia (a) “El Nalgón” y  Marco Fernández  (a) El Cotorro, El Tigrillo  vacacionaba abordo de su yate en aguas internacionales del Pacífico Mexicano, a 15 millas de las costas de Baja California Sur, cuando fue capturado por agentes de la DEA en colaboración con la PGR.

Junto con sus hermanos -Benjamín, Eduardo, Javier y Ramón—  Francisco Javier Arellano Félix  dirigía el poderos Cártel de Tijuana y durante décadas enviaron droga desde Tijuana a los Estados Unidos.

Debido  a lo poderoso del Cártel de Tijuana, las autoridades mexicanas y norteamericanas ofrecían una recompensa de 5 millones por la captura de El Tigrillo.  Después de 14 meses de investigación se logró su arresto en un operativo conjunto de las las autoridades mexicanas y estadunidenses.

Desde el  2007 El Tigrillo mantiene una cadena perpetua en una cárcel de los Estados Unidos, acusado de lavado de dinero y tráfico de drogas,  sin embargo por su colaboración para arrestar a otros capos de la droga mexicana, su condena ha sido rebajada por las autoridades de Estados Unidos.