No desaparezcan PROSPERA, clama en el Senado Lupita Saldaña

Ante la desaparición del programa PROSPERA y ninguna opción para atender los rubros que quedaron sin cobertura tales como alimentación saludable para menores de cinco años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; la legisladora Guadalupe Saldaña Cisneros expresó su rechazo a las medidas adoptadas por el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Bienestar Social y pidió que no se elimine.

La senadora Saldaña Cisneros presentó un exhorto a fin de que la titular de la Secretaría federal remita información precisa sobre los programas que implementa la dependencia y en particular que se detalle sobre aquellos que atienden los temas de alimentación, nutrición y salud en el país.

“Resulta un grave error y un contrasentido, por decir lo menos, que se destruya el principal programa social con un componente de nutrición y salud infantil y en lugar de mejorarlo, se elimina. De ese tamaño es el error del nuevo Gobierno de López Obrador. Si como dice él, donde come uno comen millones, hay millones de mexicanos a los que se les está quitando la alimentación, salud y educación con la desaparición de PROSPERA”, sostuvo.

El CONEVAL emitió el pasado 2018 un “Reconocimiento por Buenas Prácticas” al programa PROSPERA el cual, a 21 años de su creación, ha sido replicado en 52 países. Los rubros principales de atención eran el acceso a la alimentación y a los servicios de salud, encaminados a la atención de personas en situación de pobreza y pobreza extrema.

El programa PROSPERA detectaba a niños con desnutrición y les daba seguimiento otorgando complementos, también atendía a madres embarazadas en situación de pobreza y tenía entre sus obligaciones la responsabilidad de las comunidades en zonas rurales e indígenas con caravanas y Casas de Salud. Tan solo en Baja California Sur, 90 personas de PROSPERA estaban en las Casas de Salud, además de considerar dentro de su presupuesto personal médico, nutriólogas y enfermeras cuya función era atender y llevar el seguimiento de las familias beneficiadas, declaró la Senadora.

Cifras oficiales reportan que, en los hogares más pobres de México, uno de cada tres menores de cinco años padece desnutrición, lo cual significa una grave e irreversible afectación para toda su vida. La medición de la pobreza arroja que más de 53 millones de personas viven en pobreza y casi 10 millones están en el rango de pobreza extrema. Las Reglas de Operación publicadas en el Diario Oficial de la Federación, no sustituye al programa con todos los rubros de atención, solamente incluye las becas educativas; dejando a un lado lo concerniente a la alimentación, la salud, tanto de menores como de madres lactantes y embarazadas.