Senador Pedro Haces Barba, “la oveja negra” en la 4Transformación de AMLO

Ciudad de México.- Su historial delictivo y sus nexos con el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa que dejó en la ruina al Gobierno de Veracruz y jugó con la vida de niños enfermos de cáncer, hacen del Senador Pedro Haces Barba un aliado incomodo para el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y para el Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional.

Aunque en la actualidad se ostenta como el dirigente nacional de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEN), el objetivo de Pedro Haces Barba no es hacer un sindicalismo a las exigencias y necesidades del nuevo Gobierno federal, sino para seguir haciendo negocios con funcionarios corruptos y en el peor de los casos lavando dinero de dudosa procedencia.

Incluso este lunes en el Diario Reforma se sostiene que sería lamentable que López Obrador pretendiera empoderar nuevos caciques sindicales de dudosa reputación como Napoleón Gómez Urrutia y Pedro Haces Barba.

Y es que hay motivos para sentirse preocupados por la incursión de Haces Barba en el sindicalismo mexicano, pues de acuerdo con el expediente número CRV/114/98 de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Pedro Haces Barba, Senador suplente del ex dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Germán Martínez Cázares, estuvo detenido el 28 de marzo de 1998 por robo de vehículo y portación de armas prohibidas.

En una nota publicada el 5 de marzo en la revista Sin Embargo y firmada por la periodista Sanjuana Martínez, se establece que su caso 21043/D/98 fue turnado a la PGR, donde el Senador por Morena y líder sindical, junto a otras dos personas detenidas, una de ellas, pariente, de nombre Alfonso Magali Haces, enfrentó una investigación por delitos federales.

Pero los escándalos y la dudosa fortuna que ostenta no pararon ahí, en mayo de 2016 fue difundida en medios de comunicación una conversación del ex Gobernador de Oaxaca, José Murat, y el ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte ahora preso por varios delitos, donde le hablaba de “nuestro amigo Pedro Haces” a quien el primero decía deberle 30 millones de pesos y Duarte le dice que ya tiene el dinero para pagarle, dinero proveniente del Seguro Popular; una cantidad que supuestamente fue depositada a la empresa Servicios Integrales de Seguridad, Limpieza y Mantenimiento, S.A. de C.V. (SEGLIM), propiedad del Senador de Morena y líder sindical.

Si la carta de presentación de MORENA y de Andrés Manuel López Obrador, del nuevo sindicalismo mexicano es Pedro Haces Barba y su Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, sería una traición al sentimiento y espíritu de la clase trabajadora, pues los pseudo liderazgos que se impulsan están manchados por la corrupción y un largo historial de delincuencia organizada.

Sobre todo porque el sindicalismo mexicano requiere liderazgos sin antecedentes penales y cuya fortuna sean transparentes no dudosas, como esos 30 millones que el ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte le entregó a Pedro Haces Barba por deudas del Seguro Popular y que después sería señalado el ex mandatario de dar vacunas de agua para curar a niños enfermos de cáncer.