Regidores de MORENA dan la espalda a maestros de Los Cabos

Los Cabos, BCS.- Desde 1999 los gobiernos de izquierda se distinguieron por ser solidarios con el magisterio cabeño, con el apoyo de un bono económico por zona de vida cara, sin embargo fue en el gobierno de derecha del PAN, encabezado por Arturo de La Rosa Escalante, quien lo desapareció sin mayores explicaciones. Ahora que el Gobierno de Armida Castro pretendió rescatarlo, no alcanzó la mayoría calificada al votar en contra los regidores del Movimiento de Regeneración Nacional.

En Baja California Sur como en todo el país, MORENA tuvo como su principal aliado a los maestros por ello no es fortuito que el Jefe de Delegados sea el maestro Víctor Castro Cosío o en el Congreso local tengan al ex líder del magisterio Esteban Ojeda Ramírez o que el profesor José María Avilés sea el próximo dirigente de MORENA en Baja California Sur.

Por ello causa extrañeza que regidores como Irene Roman, Berenice Serrato, Héctor Torres e  Isabel Castro, todos ellos del Movimiento de Regeneración Nacional, hayan votado en contra de la propuesta de destinar 3.6  millones de pesos para bonos en beneficio de más de 400 maestros, por vivir en una zona de vida cara.

Desde 1999 hasta el 2015, en que encabezaron las administraciones gobiernos de izquierda (PRD-PT-MC), siempre se dio el bono  a los maestros por zona de vida cara, estuvo en el presupuesto anual y en el respaldo de los integrantes del H. Cabildo.

En este Gobierno que se pretendió rescatarlo,  Armida Castro sólo contó con el respaldo de los regidores Cristian Agúndez (PT), Israel Lopez, Georgina Roldán, Flavio Olachea (PES), Jorge López (PVEM), Belmar Pimentel (PAN) y del  síndico Alejandro Fernández, sin embargo al no alcanzar mayoría calificada, el punto de acuerdo no fue aprobado.

Los más de 400  maestros que se beneficiaban con este bono, tienen los nombres y apellidos de quienes votaron en contra, Irene Román, Berenice Serrato, Héctor Torres, Isabel Castro y Tabita Rodríguez, ésta última del PRI, para buscarlos y pedirles una explicación del por qué les dieron la espalda.

Un argumento inverosímil  de quienes votaron en contra es que el monto que recibían cada uno de los maestros no resolvía su problema de vida.

Sin embargo aquí sería interesante que los regidores morenistas y la del PRI vivieran con el sueldo que tienen los maestros de Los Cabos y entonces si en carne propia sepan si les sirve o no el bono que el Ayuntamiento les otorga por zona de vida cara.