René Núñez y Tony Agúndez le heredan a Armida Castro deuda por 351 millones; Cabildo le autoriza su reestructuración

Los Cabos, BCS.- El Tesorero Rigoberto Arce Martínez logró el respaldo del H. Cabildo para que pueda reestructurar la deuda contraída por 351 millones de pesos durante la administración de René Núñez Cosío y refinanciada por José Antonio Agúndez Montaño, todo ello para dejar intactas el 75% de las participaciones federales del Ayuntamiento y  garantizar la construcción de la segunda planta desaladora para abastecer de agua a Cabo San Lucas.

Arce Martínez, en su exposición ante el cuerpo de Sindico y Regidores,  destacó que al momento de recibir la administración, el Gobierno de Armida Castro tenía comprometidas el 59% de las participaciones federales, garantía insuficiente para los proyectos que se tienen en puerta, porque tanto el Banco Nacional de Obras y Servicios como el Fondo Nacional de Infraestructura exigen mínimo tener liberados el 60% de sus participaciones federales.

Recordó el responsable de las finanzas que fue durante el Gobierno municipal de René Núñez Cosío (2008-2011) cuando se hizo efectivo el crédito por 220 millones ante Bancomer, posteriormente, durante la administración de José Antonio Agúndez Montaño (2011-2015) el crédito lo llevaron a Banorte e hicieron un refinanciamiento  hasta dejar el crédito en 351 millones de pesos.

Ahora que de manera unánime los integrantes del H. Cabildo le autorizaron la reestructuración, el crédito lo van a mover a Banco Santander, donde encontraron las mejores condiciones crediticias, al ofrecer 1.15% en la tasa de interés, que representa un ahorro general de 27 millones hasta el 2033, fecha en que debe quedar cubierto el crédito de 351 millones de pesos.

En entrevista Rigoberto Arce Martínez dejó en claro que no se trata de ningún otro refinanciamiento, sino de una reestructuración que les permite un ahorro general de 27 millones al pagar una menor tasa de interés, pero lo más importante es que logran liberar hasta en un 75% las participaciones federales que siempre se ponen como garantías en los créditos bancarios.

Es importante señalar que con la liberación del 75% de las participaciones federales, el Ayuntamiento de Los Cabos garantiza  la construcción de la planta desaladora de Los Cangrejos, al ser aval del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos, dentro del fideicomiso que se tendrá que elaborar con el Banco Nacional de Obras y Servicios y el FONADIN.

Aseguró  Rigoberto Arce  que es la única deuda bancaria que existe en el Ayuntamiento y que Armida Castro Guzmán no tiene ninguna intención de buscar un crédito bancario, al contar con los recursos suficientes para hacer frente a sus compromisos en lo que resta de su Gobierno.