Resuelve la Suprema Corte de Justicia de la Nación, “Uber puede operar en Los Cabos”

Los Cabos, BCS.- El servicio de Uber en Los Cabos se podrá dar sin ninguna restricción después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó que pueden operar en Baja California Sur al no considerarse un transporte público, sino que se trata de una prestación entre particulares a través de una plataforma digital privada.

Directivos de Uber anunciaron que este lunes iniciarían actividades en el destino turístico de Los Cabos, ocasionando que los gremios de taxis se movilizaran en caminos federales y posteriormente en la explanada de palacio municipal, donde tuvieron el compromiso del Gobierno de Armida Castro Guzmán que iban a sancionar a quienes ejercieran un servicio sin las concesiones correspondientes.

Incluso en entrevistas con la radio local el titular de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal, Juan José Zamorano, aseguró que aplicarían la ley en contra de Uber ya que no cuentan con una concesión para operar en el destino turístico de Los Cabos.

Sin embargo en entrevista con la periodista Ligia Romero de Tribuna de Los Cabos, el Secretario General de Gobierno Álvaro de La Peña reconoció que Uber tiene una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para operar y que el Gobierno estatal, que regula el transporte público en la entidad, nada puede hacer.

A decir del entrevistado, debido a que Uber es una prestación entre particulares, la Ley de Transporte en Baja California Sur ni siquiera lo contempla y por ende no tienen instrumentos legales para frenarlos, aunado a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación les ha dado un resolutivo para que operan en la entidad.

De La Peña Angulo dijo que en el Gobierno la preocupación radica en el tema de seguridad pública, ya que no hay control sobre los conductor y los vehículos, si cuentan o no con antecedentes penales, si las unidades cuentan con los seguros correspondientes etc, por lo que se debe trabajar en una norma que los obligue a cumplir con dichos preceptos.