Soy Feliz…y quiero que me perdonen los muertos de mi felicidad  

Hoy se realizó una marcha, no en todos, pero si en varios estados del país, en contra del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 Son gente plenamente identificada con el PAN y el PRI.

 Incluso han puesto en moda la modalidad de protestar a bordo de sus automóviles, transitando por la ciudad.

 Están en su derecho.

 No hay democracias  totalitarias, salvo donde están instauradas dictaduras.

 Siempre son buenos los contrapesos.

 Ningún Gobierno tendrá la aceptación total de sus ciudadanos.

 Hasta ahí vamos bien.

 Pero qué creen, los de abajo, los que durante más de 70 años resistieron los gobiernos del PAN y del PRI, los  que solo vieron como unos cuantos se hacían millonarios y  millones se hacían cada día más pobres.

Los que aguantaron devaluación tras devaluación, FOBAROA tras FOBAPROA, de rescates bancarios y de un sinfín de pillerías.

 Aunado a las represiones y asesinatos de Estado. No se olvida el 68, el halconazo del 71, los 43 de Ayotzinapa, sólo por citar algunos.

 Conocí a muchos que lucharon por años por sus ideales, que su sueño era ver gobernar a la Izquierda.

 Muchos de ellos ya no están, unos murieron en su batalla, otros a manos de gobiernos represores. Otros pasaron años en la cárcel por defender sus ideales.

 Hoy AMLO y sus aliados les pueden decir ¡¡camaradas…lo logramos!!

Y para los de abajo, justicia social. Porque basta decir que ellos están muy contentos con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 Ahora los recursos ya no se utilizan para rescates bancarios o FOBAPROA, se utilizan para el Bienestar de Millones de mexicanos.

 Ustedes tienen derecho a protestar, a patalear, a hacer berrinches, a  vociferar y a todo lo que se les ocurra.

 Pero saben qué.

 Se aguantan y se chingan.

 Como se aguantaron y se chingaron los de abajo, por más de 70 años, y resistieron.

 A mis muertos de ayer, les doy las gracias por mi felicidad.