Temen represalias por la muerte de 7 sicarios; blindan hospitales, palacio municipal y comandancia policiaca

Los Cabos, BCS.- Ante el riesgo de que el grupo de la célula delictiva abatida por las Fuerzas Armadas puedan tomar represalias en contra de las instituciones públicas, se mantiene una férrea vigilancia policiaca en la clínica del Seguro Social, hospital general Raúl A. Carrillo, palacio municipal y la sede de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito.

Durante la noche las instalaciones de la DGSPPYTM se mantienen cerradas en sus dos portones y las personas que buscan ingresar lo tienen que hacer previa identificación. Asimismo se mantiene una patrulla encendida del motor y de sus códigos, con 4 vigilantes permanentes.

En un recorrido que realizó El Mundo Digital de Baja California Sur pudo comprobar que hay dos patrullas con agentes de guardia en la clínica del Seguro Social, otras unidades con policías en el hospital general y lo mismo en palacio municipal.

De acuerdo a fuentes de inteligencia militar, personas no identificadas han realizado llamadas telefónicas con amenazas a las instituciones públicas, incluso amenazas de bombas, por lo que se ha decidido tomar precauciones y fortalecer la seguridad en hospitales, comandancias policiales y la sede del Ayuntamiento de Los Cabos.

Como oportunamente lo dio a conocer El Mundo Digital, la noche del sábado ocurrió un enfrentamiento entre células delictivas y elementos de la Secretaría de Marina, después de que se toparon a la salida del fraccionamiento Costa Dorada.

Supuestamente los pistoleros habían rafagueado una residencia en dicho fraccionamiento y al darse a la fuga se encontraron con los marinos, iniciando una persecución que concluyó en el Vado de Santa Rosa y en la calle San Antonio de la colonia Santa Rosa, con un saldo de 7 presuntos sicarios ejecutados.

Aunque algunos presuntos delincuentes resultaron heridos (dos) en su informe oficial la Procuraduría General de Justicia del Estado no habló ni de detenidos ni de lesionados, siete civiles sin vida y que supuestamente estarían relacionado con las últimas ejecuciones ocurridas en el destino turístico.