Multas de 17 mil pesos a ultramarinos que vendan alcohol fuera del horario autorizado

Durante las festividades de fin de año, aunado a las medidas establecidas por el Consejo Estatal de Seguridad en Salud para mitigar el número de contagios derivado de la pandemia por COVID-19, el Gobierno de Los Cabos, a través del Departamento de Inspección Fiscal, realiza recorridos de supervisión en establecimientos autorizados para la venta de alcohol, así como en restaurantes y bares del destino, aplicando multas de hasta 200 UMAS equivalentes a $17 mil 376 pesos.

Lo anterior, fue dado a conocer por el jefe del Departamento Municipal de Inspección Fiscal, José Manuel Márquez Ceseña, quien aseguró que durante las fechas decembrinas y la entrada del año nuevo, en coordinación con Protección Civil y la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), continúan trabajando en la verificación de todas las medidas reglamentarias y fundamentales en todos los comercios.

“Se realizan recorridos de vigilancia para que todos los negocios cumplan con las medidas como: la entrada exclusiva con cubrebocas, cuenten con gel y tapete desinfectante, además de recordar a los usuarios el mantener la sana distancia en todo momento, por lo tanto, en estas fechas la Dirección Municipal de Inspección Fiscal cuenta con las guardias pertinentes para verificar también el cierre en tiempo y forma”, destacó el servidor público.

Asimismo, Márquez Ceseña explicó que supermercados, depósitos o expendios y tiendas de abarrotes,  continúan abiertos hasta las 10:00 de la noche y, exclusivamente hasta las 11:00 de la noche aquellos negocios que hayan pagado por la hora extraordinaria: “todo aquel comercio que infrinja en el horario, se le levanta el acta correspondiente con una sanción por incumplimiento y es acreedor a una multa que va desde 50 hasta 200 UMAS”, agregó el jefe de Inspección Fiscal en Los Cabos.

Compartir:
× WhatsApp