Lisbeth Baquerizo; un feminicidio que estremece Ecuador

Ya han pasado 16 días desde que Lisbeth Baquerizo fue encontrada sin vida a los pies de las escaleras de su hogar y sus padres no paran en la búsqueda de justicia.

El principal sospechoso de asesinato de Baquerizo, es Luis Hermida, su esposo y su compañero sentimental desde hace 13 años.

El informe de la autopista reveló que la causa de la muerte de Liss fue un traumatismo craneoencefálico por las heridas contuso cortante en su cabeza. También presentaba señales de agresión en otras partes de su cuerpo. Al principio se trató de hacer creer que el deceso de la chica había ocurrido por el golpe que sufrió al caer de las escaleras.

El pasado 21 de diciembre Lisbeth Baquerizo de 30 años de edad fue encontrada sin vida junto a la escalera de su hogar, ubicado en una urbanización de la vía a la costa, de Guayaquil, Ecuador.

A las 23:30 de ese día los padres de la joven recibieron la noticia de su muerte.

Sus consuegros le habrían dicho a los padres Lisbeth que la joven resbaló por las escaleras y que falleció por un golpe en la cabeza.

Nos ahogábamos en un mar de incertidumbre, queríamos saber la verdad. Un día después la autopsia reveló que la causa del deceso fue un traumatismo craneoencefálico y que el cuerpo además presentaba heridas contusas cortantes”, dijo Mario Baquerizo, papá de la joven.

El informe de la autopsia no solo reveló que Lisbeth habría tenido una muerte violenta y que las heridas no fueron provocadas por los golpes que sufrió al caer de las escaleras, también desveló que los cortes de la cabeza habían sido recubiertos con material sintético adhesivo.

Le reclamé al médico forense, porque le había rapado la cabeza de mi niña, en ese momento me señaló las heridas que la habrían matado y a las que le pusieron ‘brujita’ (pegamento) seguramente con la intención de cubrir los cortes”, refiere la madre.

Otro de los cuestionamientos que se hacen los padres es que cuando llegaron al inmueble de la vía a la costa, para corroborar que su hija estaba muerta, sus consuegros le presentaron a un hombre como el médico que avaló el deceso de Lisbeth.

Compartir:
× WhatsApp