Retraso de vacunas a México pone en riesgo aplicación de 2o dosis a médicos

El nuevo retraso de la entrega de la vacuna Pfizer, tiene alarmado a muchas personas que ya cuentan con la primera dosis de la vacuna, ya que el tiempo estimado de la primera aplicación es un plazo de 21 día, con lo que se lograba una protección de hasta 95%.

El producto de Pfizer ofrece una inmunidad alta con la primera dosis. La información que el laboratorio produjo (en sus fases de prueba) muestra que con la primera dosis se obtiene entre 70 y 80% de protección.

“Se han documentado casos de hasta 90%” dijo Carlos Magis Rodríguez, académico del departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, “es una protección muy alta, con una sola dosis. El rango más bajo que es de 70% es similar al que ofrecen con dos dosis vacunas como la de AstraZeneca. Por eso ha surgido esta discusión a nivel internacional de que si la vacuna es escasa, se privilegie la primera dosis”. añadió

En términos prácticos resume: “No aplicar la segunda dosis a los 21 días es una falla del protocolo, ¿que si es una falla grave? No, hay otras peores, es peor no poner la vacuna. Hay personal de salud que no está protegido, faltan los médicos de hospitales privados, faltan los odontólogos, que tienen mucho riesgo. Podríamos entrar en algo que se llama en salud pública muertes evitables, existían las vacunas, no las pusiste, esas muertes no se evitaron”

“La evidencia científica dice que hay que vacunar a los 21 días, la evidencia en la práctica es la que vamos a empezar a ver. Y lo cierto es que en la vida real vamos a ver que no todo mundo se vacuna en ese lapso, habrá quien acuda por la segunda dosis después, como pasa con otras vacunas”, dice Magis Rodríguez.

El protocolo que demostró el 95% de protección es un protocolo con una segunda vacuna a los 21 días, si ese lapso se hace más grande no se sabe, con evidencia científica, qué tanto se afectará la protección total de la vacuna.

 

Compartir:
× WhatsApp