Declaran al Koala funcionalmente extinto; clamidia, su asesino silencioso

En 2019 La Australian Koala Foundation, anunció que no había más de 80,000 koalas en Australia por lo que reclamaba una ley de protección declarando a este marsupial funcionalmente extinto.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que cataloga las especies en peligro de extinción, afirma que hay entre 100.000 y medio millón de koalas en libertad, pero la Fundación Australiana del Koala dice que la cifra se acerca más a los 58.000 ejemplares.

¿Qué significa “funcionalmente extinto?

El término puede describir algunas situaciones delicadas. En un caso, puede referirse a una especie cuya población ha disminuido hasta el punto en que ya no puede desempeñar un papel importante en su ecosistema o también puede describir una población que ya no es viable.

De igual manera puede referirse a una pequeña población que, aunque todavía se está reproduciendo, sufre de endogamia que puede amenazar su futura viabilidad.

En fechas recientes se ha retomado el tema con urgencia sobre la extinción definitiva de los koalas a raíz de los numerosos incendios forestales que han ocurrido en Australia, que son atribuidos al cambio climático que ha demostrado sus alcances en los ecosistemas más vulnerables.

Ahora no solo es la destrucción del ecosistema lo que pone en riesgo a esta especia, sino que se ha encontrado que están a riesgo por la clamidia, una enfermedad de transmisión sexual que ya ha afectado a más del 80% de la población de estos animales en una zona rural del este del país y se está extendiendo rápidamente.

La clamidia es un virus de transmisión sexual que infecta a más de 100 millones de personas al año en todo el mundo y puede causar infertilidad en los humanos si no se trata.

Para los koalas, un brote incontrolado de clamidia puede causar ceguera y quistes en el tracto reproductivo capaces de llevar a la infertilidad o a la muerte.

No obstante, aunque existe un tratamiento para este terrible virus los antibióticos utilizados para tratar la enfermedad pueden destruir la delicada flora intestinal que los koalas necesitan para consumir su dieta básica de hojas de eucalipto, lo que lleva a algunos a morir de hambre incluso después de curarse.

 

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp