Agua caliente, fundamental para la salud: Bosch 

México, primer lugar mundial en hábitos de higiene personal 

 La pandemia por Covid-19 nos ha obligado a intensificar nuestros hábitos de higiene. Medidas básicas como el lavado de manos y limpieza de los espacios adquirieron gran relevancia pues se ha demostrado que además de la distancia social, la adecuada desinfección de personas, objetos y superficies con agua y jabón es la principal medida para contener el virus.   

En un país como México, donde el 75% de la población toma un baño diario (primer lugar mundial en este rubro) [1], el agua caliente es un elemento esencial en éste y otros usos domésticos. Regaderas, lavamanos, lava trastes y lavadoras utilizan agua a altas temperaturas con frecuencia. 

 Si bien el agua caliente (45-60°C) por sí misma no mata virus o bacterias, sí puede eliminar suciedad y gérmenes con facilidad en superficies que pueden albergar microorganismos[2]. La preparación de alimentos es también un uso primordial del agua caliente en casa.  

 En este sentido, investigadores surcoreanos hallaron que lavar la ropa con agua caliente elimina hasta el 100% de ácaros y polvo que viven en las fibras de las telas de ropa, muebles, cortinas y más elementos, protegiendo a las personas que tiene algún tipo de alergia.[3] 

 Contar con agua caliente tiene muchos beneficios adicionales para la salud mental, desde tomarse un café o té, hasta una ducha caliente que nos ayude a bajar el estrés por las jornadas de home office, escuela y las muchas actividades que hoy se deben realizar en casa; de igual manera el agua mejora la circulación: con un baño caliente se descansa y se logra dormir mejor.

Compartir:
× WhatsApp