Alta traición de Arturo de La Rosa a Sánchez Navarro y/o empresarios; suelta a sus regidores para que aprueben Soffitel  

A cambio los mismos que votaron a favor de Soffitel le votaron una ampliación de presupuesto para que pague más de 120 millones de pesos a empresas de su socio y amigo Jesús Gómez   Montoya

Ayer el H. Cabildo se convirtió en un Cabaret

 Los Cabos, BCS.- Lo ocurrido ayer en la sesión de Cabildo fue un trueque edilicio donde el alcalde Arturo de La Rosa Escalante cedió la aprobación del proyecto hotelero Soffitel a cambio de que le aprobaran la ampliación de presupuesto que le da manga ancha para pagar más de 120 millones de pesos a empresas fantasmas que rentaron maquinaria fantasma y que son afines a su amigo y socio Jesús Gómez Montoya.

A 15 días de concluir su Gobierno de La Rosa Escalante decidió dar la espalda a los empresarios y de manera particular a Eduardo Sánchez Navarro, principal opositor a que Soffitel construyera su hotel con niveles que violaban el Plan de Desarrollo Urbano de acuerdo al lugar donde se va a construir.

De La Rosa Escalante todavía tiene el poder político y económico para tener el control de sus regidores, una prueba de ello es que la ampliación del presupuesto de hasta 175 millones de pesos, la sacó adelante con 12 votos a favor y sólo un voto en contra, el de la regidora Eulalia Díaz Guzmán.

Sin embargo en el tema de Soffitel fueron cinco ediles de extracción panista, un independiente y el priista Jesús Flores Romero, los que votaron a favor del desarrollo turístico Soffitel y con ello darle un duro revés a la cúpula empresarial que se oponía de manera tajante a dicho proyecto que supuestamente violaba el PDU.

En la votación fue clave el regidor Javier Castro quien desde que relevó a Francisco Javier Rubio, suplente en la planilla de Arturo de La Rosa en la reelección a la presidencia municipal, siempre votó alineando con el actual alcalde y ayer de manera sorpresiva fue el voto número siete.

Los ediles que votaron a favor de Soffitel fueron Jesús Flores Romero, Eulalia Díaz Guzmán, Celestino Atienzon, Julia María Rodríguez, Gloria del Carmen Rodríguez, Javier Castro y Jesús Murillo.

Tras la sesión de Cabildo de ayer, todos ganaron. Arturo de La Rosa y Jesús Gómez tienen autorizado la ampliación del presupuesto de hasta 175 millones de pesos y tendrán manga ancha para auto pagarse 120 millones a empresas creadas por ellos mismos y que supuestamente le rentaron maquinaria y pipas al Gobierno local, entre enero y septiembre.

Los regidores que impulsaban la aprobación de Soffitel también ganaron y aparte de sacar adelante el proyecto hotelero que desde 2017 estaba en lista de espera, dieron un duro revés a la cúpula empresarial que se oponía, todo ello con el consentimiento y complicidad de Arturo de La Rosa Escalante que ya no se esforzó en defender a los empresarios que le han financiado sus campañas y que estuvieron presentes en su último Informe de Labores.

Todas estas historias ocurren en El Año de Hidalgo…”chingue a su madre el que deje algo”.

Compartir:
× WhatsApp