Ángel César Mendoza vive a través del legado que dejó a los sudcalifornianos: Crisóforo Salido

 

Recuerdan segundo aniversario luctuoso del primer gobernador constitucional del estado de Baja California Sur

Ángel César Mendoza Arámburo vive en los sudcalifornianos a través del legado que dejó en obras y acciones durante su paso por el servicio público, dijo Crisóforo Salido Almada, quien fungió como orador oficial en el acto cívico por el segundo aniversario luctuoso del primer gobernador constitucional del Estado de Baja California Sur.

Ante el titular del ejecutivo Carlos Mendoza Davis y su señora madre, Luz Davis de Mendoza, familiares, colaboradores y amigos del ex gobernante, el también productor agrícola destacó que a través de su vida, Ángel César Mendoza fue un esposo y padre ejemplar, un excelente amigo y un servidor público entregado a servir a su pueblo, de ello se destaca una de sus principales obras en favor de los sudcalifornianos, la Universidad Autónoma de Baja California Sur, entre otras tantas acciones que aun sigue siendo fundamental para el desarrollo del estado.

“Su indiscutible visión de futuro, lo inspiró para dar la ansiada oportunidad de no tener que salir del estado, para seguir los estudios profesionales, con la conformación de la UABCS. Más aún destacó en Ángel César su pasión por la justicia social, por mantener el equilibrio político, sin perder de vista el apoyo e impulso que lograron en su periodo como gobernador los sectores productivos de la entidad”, añadió.

Salido Almada señaló que como amigo, Mendoza Arámburo, fue un hombre íntegro que cosechó grandes amistades a lo largo de vida y que hoy, a dos años de su fallecimiento lo recuerdan con gran cariño y admiración.

En su intervención, la hija del ex gobernador, Guadalupe Mendoza Davis, hizo público un reconocimiento a nombre de su familia a su señor padre, ya que fue un hombre con grandes valores y con profundo amor a su tierra.

“La oportunidad que nos brinda hoy mi padre, de ver juntos a tantos amigos y personas queridas, dos años de haberlo despedido físicamente, es una prueba más de que hoy sigue cosechando lo que él sembró”, enfatizó.

Para concluir, mencionó que las obras de vida de Ángel César Mendoza, fueron muchas, pero la más notable fue la de la amistad y comunicación con los sudcalifornianos, quienes siempre estuvieron en su mente y abrazó como su familia.

Compartir:
× WhatsApp