Cierran playas en La Paz, Comondú, Loreto y Mulegé; Los Cabos las mantiene abiertas con filtros policiacos

Ante la velocidad de los comtagios de COVID-19 entre la población sudcaliforniana, autoridades de los Ayuntamientos de La Paz, Comondú, Loreto y Mulegé decidieron cerrar los accesos a las playas, Los Cabos anunció filtros policiacos en las 11 playas autoridades de apertura, con un aforo del 30%.

En los últimos días  se han incrementado de manera alarmante los contagios del  COVID-19 en los cinco municipios, rebasando la meta de los 1,600 infectados que tenían estimadas las autoridades sanitarias.

Hay quienes consideran que ello se debió a la reapertura de la industria de la construcción, de la minería, de negocios no esenciales y la apertura de playas, donde la población ha estado renuente a atender los protocolos sanitarios y respetar el número de personas en espacios cerrados y públicos.

Este jueves el alcalde de La Paz, Rubén Muñoz Álvares, destacó que derivado del incremento que se ha registrado de pacientes positivos con COVID-19 en el municipio de La Paz, el Comité Municipal de Salud (COMUSA) determinó nuevas medidas que habrán de implementar para la seguridad de la ciudadanía en materia de salud, las cuales habrán de implementarse a partir de este 03 de julio.

En los acuerdos tomados por los integrantes durante la Segunda Sesión Extraordinaria, se determinó el cierre total de las playas paceñas a partir del viernes 03 de julio y hasta nuevo avisto a reserva del comportamiento en los casos positivos; esto, con la finalidad de evitar que se sigan dando aglomeraciones entre la población y el riesgo de contagio que ello implica.

Así también, se decidió el cierre total del Malecón costero a peatones (incluyendo el tramo del Molinito a Coromuel), quedando permitido solamente el tránsito de vehículos y bicicletas.

De igual forma, se realizarán más supervisiones aleatorias en paradas del transporte público para garantizar que las unidades cuenten con el dispensador y abasto suficiente de gel antibacterial, que se respeten los límites de capacidad en el aforo, así como, el uso obligatorio de cubrebocas tanto los usuarios como los choferes.

Otros de los acuerdos tomados, fue la extensión del horario hasta las 23:00 horas, de venta de alimentos en restaurantes, puestos ambulantes y semifijos en la vía pública (éstos últimos dos, permitida la venta solo para llevar), acatando en todo momento las medidas preventivas correspondientes que ha dado el sector salud.

Todo lo anterior, sumado a la intensa difusión de las medidas de prevención de contagio por COVID-19, como lo son: el correcto lavado de manos con agua y jabón, el distanciamiento social, la limpieza y desinfección constante de superficies y espacios de uso común, evitar el saludo con contacto físico, y usar correctamente el cubrebocas.

Compartir:
× WhatsApp