CONAGUA y SAPA La Paz abastecen agua con arsénico a familias de El Centenario y Chametla

Así lo denunció el Diputado del Partido del Trabajo Camilo Torres Mejía en el Congreso local

El Diputado del Partido del Trabajo Camilo Torres Mejía denunció la indolencia de la Comisión Nacional del Agua en la entidad y del Sistema de Agua Potable de La Paz instituciones que no han atendido desde hace cuando menos tres años los reclamos de los vecinos de El Centenario y Chametla en el sentido de que el agua que se les surte por parte de estas instancias oficiales “contiene altas concentraciones de arsénico, que rebasa por mucho los niveles máximos tolerables para el uso humano previstos en la Norma Oficial Mexicana 127”.

Ante la escasa respuesta el representante popular informó que han acudido a la Justicia Federal para que vía el amparo y a través de un mandato judicial se obligue a la Conagua y al Sapa La Paz a tomar las medidas correspondientes que en diversas reuniones han planteado los vecinos de estas dos comunidades, sin que hasta el momento hayan tenido una respuesta satisfactoria.

Mediante pronunciamiento el Diputado Camilo Torres dio a conocer que los vecinos se tuvieron que amparar contra los actos de las autoridades responsables de dotación del agua, pues desde al menos del año 2013 “porque el agua que se extrae de los pozos denominados La Ardilla 1 y 2 que surten del vital elemento para consumo humano a estas colonias contiene altas concentraciones de arsénico que rebasa lo permitido por la Norma Oficial Mexicana”.

Dijo que desde hace tres años el Sapa La Paz sabe de este problema que viven los habitantes de estas dos colonias de la capital, “ellos tienen conocimiento de que los habitantes de estas colonias están siendo dotados de agua que no cumple con las normas oficiales, específicamente con una alta concentración de arsénico que es una de las sustancias químicas que la Organización Mundial de la Salud considera de riesgo para la salud pública”.

Asimismo indicó que la Comisión Nacional del Agua, desde agosto del año 2013 sabe de tal situación, “sin embargo hasta la fecha no se tiene conocimiento de que las autoridades, federal y municipal, hayan tomado acción alguna para poner fin a esta afectación que se le causa a los vecinos de estas colonias”.

Precisó el legislador petista que el Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable de la entidad, formuló una solicitud para que se le informara de la situración que guarda el asunto de la contaminación por arsénico de los pozos La Ardilla 1 y 2, y en respuesta la comisión Nacional del Agua “emitió un oficio donde señala que desde el año 2013 viene realizando los monitoreos de los pozos en mención y que los datos correspondientes al año 2015 ya habían sido hechos del conocimiento del Sistema de Agua Potable de La Paz para que tomara las medidas pertinentes, señalando además que el organismo operador cuenta ya con el 100 por ciento del recurso que corresponde a la Federación para la instalación de una planta potabilziadora para atender este problema”.

Camilo Torres recalcó que independientemente de la grave afectación a la salud de los habitantes de El Centenario y Chametla que ocasiona el actuar de Conagua y el Sapa de La Paz, se violentan los derechos humanos de este sector de la población, ya que la incapacidad de la autoridad responsable de dotar de agua en buenas condiciones a los vecinos es un derecho humano que se ve afectado, ya que esta prerrogativa social fue reconocida por la Asamblea de la ONU en junio de 2010, “ante el deterioro que está sufriendo el medio ambiente del planeta y la consecuente escasez de agua.