Cómo “La Fiesta de los Locos” terminó convirtiéndose en el Día de los Inocentes

El origen de este día nace de la religión y es que nace con la conmemoración de la matanza que ordenó el rey Herodes contra todos los niños de dos años en Belén.

Y esto lo podemos observar en la Biblia, exactamente en el libro de San Mateo, donde se lee que Herodes, ofuscado por descubrir que había nacido el futuro rey de Israel, o sea Jesús, mandó a asesinar a todos los bebés y niños pequeños de la ciudad. Es por eso que, José y María, padres de Jesús deciden huir rumbo a Egipto y así salvar a su pequeño hijo.

Miles de niños y recién nacidos murieron ese día, a ellos se les conoce como inocentes por estar ‘libres de pecado’, es por eso que a ese día se le llamó el “Día de los Santos Inocentes”.

Recordemos que el cristianismo fue la religión oficial del Imperio romano, durante la Edad Media y es por esa razón que la celebración de ambos lados comenzó a fusionarse y eso sucedió con “La Fiesta de los Locos” y la conmemoración de los santos inocentes.

Por ello, en Alemania, Francia, Inglaterra y más países europeos, durante este día los sacerdotes comenzaron a ingresar a las iglesias con trajes que les “hacían gracia”, generando bromas, cantando y hasta bailando dentro de los templos.

El Día de los Santos Inocentes tiene una gran relación con la denominada Fiesta de los locos, que se efectuaba en Francia, entre la Navidad y el Año Nuevo. Incluía baile, música, comida, bebidas y disfraces, así como comportamientos un tanto subidos de tono.

El Día de los Inocentes acogió algunas de las cosas de esta fiesta, adaptándolas en jugar bromas, en medio de un ambiente festivo y más tranquilo.

Compartir:

This will close in 0 seconds

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp