Eran sicarios y se querían matar; uno fue detenido, los demás se fugaron

Los Cabos, BCS.- Un retén policiaco-militar le salvó la vida a vendedor de droga que era perseguido –de vehículo a vehículo- por un grupo de sicarios en la carretera federal Cabo San Lucas-San José del Cabo y a la altura de Cerro Colorado se toparon con el cerco de la Marina-FGR y Policías Estatales, quienes fueron testigos como colisionaban entre si, para después darse a la fuga los agresores.

El ocupante del automóvil March que quedó politraumatizado por el choque, fue sometido por las fuerzas estatales-federales-militares y al hacer una revisión en la unidad localizaron dinero en efectivo, 100 envoltorios de cristal y un fusil 2.23 con un cargador abastecido.

Todo parece indicar que los sicarios de uno y otro bando se citaron en un punto de la carretera federal y tras detectar el chofer del March que las verdaderas intenciones es que lo querían ejecutar, se dio a la fuga perseguido de los sicarios de un Versa.

Para suerte del primero y mala fortuna para los segundos, en la zona de Cerro Colorado se toparon con un retén de Policías Estatales, elementos de la FGR y Marinos, situación que los sorprendió y provocó que colisionaran entre si, los del Versa lograron darse a la fuga, el de March en el lugar fue sometido y posteriormente entregado a la Fiscalía General de la República con el arma, la droga y el dinero.

Es importante señalar que el March Azul sin placas de circulación, en el que viajaba el sujeto de 28 años de edad, originario de Mazatlán, Sinaloa, tenía reporte de robo.

En un comunicado emitido por la Secretaría de Seguridad Pública se destaca que la mesa de seguridad reitera su firme compromiso de continuar implementando estrategias y operativos conjuntos, para continuar haciendo frente a la delincuencia y garantizar la seguridad de Baja California Sur y su gente.