Escándalo en albergues escolares de Los Cabos; denuncia abuso sexual de menores

Todo el personal docente y administrativo de un albergue escolar de Los Cabos se encuentran a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estad, tras descubrirse que 7 menores de edad habrían sido objeto de abuso sexual por parte de otros dos estudiantes del centro educativo que atiende a niños de rancherías y subdelegaciones de este destino turístico.

El vocero del Gobierno del Estado Jesús Manuel Sobarzo Larrañaga informó a los medios de comunicación la denuncia fue interpuesta por los familiares de las víctimas, quienes señalan abuso sexual y maltrato contra 7 infantes.

 Aunque no se da a conocer el nombre y la ubicación del centro educativo, en Los Cabos hay dos albergues importantes como son el de Palo Escopeta y La Candelaria.

El vocero del Gobernador Carlos Mendoza Davis dijo que ante lo grave de la situación ya intervienen en el caso funcionarios de la Comisión Estatal de los Derechos, la Secretaría de Educación Estatal, la Contraloría Estatal y la Procuraduría General de Justicia a través de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas de Delitos contra la Libertad Sexual y la Familia.

De entrada se ha dado a conocer que tanto personal docente como administrativo del albergue han quedado a disposición de las autoridades competentes, incluyendo el director del mismo, para establecer el grado de responsabilidad en los hechos, tomando en cuenta que estaban bajo su protección los menores escolares.

De igual manera, la Secretaría de Educación Pública ha comisionado un equipo especial de servidores públicos para hacerse cargo del albergue en cuestión.

Al mismo tiempo, la dependencia ha ordenado una revisión de las condiciones en las que se encuentran todos los albergues del Estado, a fin de garantizar las condiciones de seguridad de quienes ahí residen.

A la Contraloría General se la ha instruido para que inicie una investigación orientada a determinar la existencia de responsabilidad administrativa por parte de servidores públicos encargados de la integridad de los menores en su estancia en el albergue, por hechos u omisiones en sus funciones, dijo el vocero gubernamental.

Paralelo a la la averiguación previa correspondiente, las autoridades han ordenando la atención médica y psicológica de las presuntas víctimas.

Subrayamos que no se limitarán recursos de ningún tipo para esclarecer, de manera categórica, la veracidad de esta denuncia, deslindar las responsabilidades que sean y asegurar la atención de quien haya podido resultar afectado, sostiene en el comunicado el vocero del Gobierno del Estado de Baja California Sur.

Es importante señalar que no es la primera ocasión que se denuncian abusos sexuales en los albergues escolares, por lo que se tiene la esperanza de que en esta ocasión si se actúa en contra de los responsables materiales, intelectuales y quienes por omisión o negligencia lo permitieron y lo toleraron.