Exhorta ISSSTE a impulsar la donación voluntaria de sangre

• En México, alrededor del 3 por ciento es donador altruista de este líquido vital

Debido a que la sangre es un recurso escaso e indispensable para tratar algunos padecimientos, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) exhorta a toda la población a ser donadores voluntarios, ya que en México es muy bajo el número de personas que realizan esta acción altruista, señaló el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre Voluntario, el titular del Instituto puntualizó que esta acción es fundamental para contribuir a mejorar la calidad de vida a pacientes con enfermedades mortales, así como para realizar intervenciones médicas y quirúrgicas complejas.

Por su parte, la encargada de la coordinación de servicios auxiliares de diagnóstico y tratamiento del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”, Iliana Lucatero Lecona, detalló que la sangre humana es un recurso escaso e indispensable para tratar algunos padecimientos, entre los que destacan los hematológicos y oncológicos.

Informó que en México sólo el tres por ciento de todas las personas que donan en los bancos de sangre son voluntarios.

No existen sustitutos eficientes cuando hay pérdidas de sangre o sus componentes; actualmente hay productos sintéticos, conocidos como hemoderivados que no son suficientemente efectivos para suplantar el líquido vital, apuntó.

El donante voluntario es aquel que proporciona su sangre o componentes sanguíneos para uso terapéutico de quien lo requiera, sin la intención de beneficiar a una persona en particular y que sólo está motivada por sentimientos humanitarios y de solidaridad, añadió.

Lucatero Lecona puntualizó que el aumento de donadores voluntarios garantiza que los bancos de sangre de los hospitales, cuenten con los componentes necesarios para realizar los procedimientos correspondientes.

No hay ningún riesgo para ser donante voluntario, los únicos requisitos son: tener entre 18 y 65 años cumplidos; pesar más de 50 kilogramos; ayuno mínimo de cuatro horas, pueden ingerir líquidos que no sean café o lácteos; no embarazadas, ni en periodo de lactancia; seis meses después de una cesárea, parto o aborto, y esperar un año si se realizó un tatuaje, perforación o acupuntura.

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp