Gobierno de Estela Ponce dejó ir 88 millones de pesos para obras de agua y saneamiento, denuncia regidor del PAN

La displicencia institucional no debe ser más un factor que prive a la capital del estado de la inversión federal para el desarrollo de obras hídricas expresó el presidente de la Comisión de Agua Potable del Cabildo de La Paz, regidor Maximino Iglesias Caro tras sostener un encuentro con el encargado del despacho de la Dirección Local de la CONAGUA en Baja California Sur, doctor José Octavio Navarro Lozano.

Al término de esa reunión de trabajo, a la que acudió acompañado por la II regidora, Roxana Vianey Reyes Simón, Iglesias Caro dijo que la capital del estado tuvo oportunidad de acceder a recursos por el orden de los 80 millones de pesos para la rehabilitación y desarrollo de obra hídrica, pero la displicencia de la pasada administración municipal hizo que solo se recibieran tres millones.

Señaló que a través de diversos programas implementados a nivel nacional, la CONAGUA ha establecido esquemas administrativos para que los municipios del país regularicen los adeudos que tienen con la institución, y con ello logren la oportunidad de recibir recursos federales para obra hídrica, pero el pasado ayuntamiento de La Paz no realizó los trámites necesarios.

En este sentido Iglesias Caro dijo que por los graves problemas de abastecimiento de agua que enfrenta en cada temporada de verano, el municipio de La Paz no debe permitir que queden sin ejercerse los recursos que ofrece la federación para el desarrollo de obras hídricas, ya que es la ciudadanía quien paga las consecuencias de esos errores.

Dijo que para no repetir este caso, los regidores integrantes de la Comisión de Agua Potable del cabildo de La Paz han iniciado este acercamiento con la Dirección local de la CONAGUA en Baja California Sur, de tal manera que exista un estrecha coordinación entre autoridades municipales y federales para que se realicen en esta capital del estado las obras que permitan optimizar el abastecimiento del vital líquido en los hogares, evitar el desperdicio de agua generado por fugas e infraestructura dañada, así como mejorar el confinamiento de aguas residuales.

Comentó que muchos de estos recursos dejaron de ejercerse en este municipio porque la autoridad local en turno presentó los proyectos técnicos que justificaran una obra en específico, situación que incumplía con la normatividad establecida por la CONAGUA para apoyar el desarrollo de obra hídrica, al citar como ejemplo de esto el riesgo latente de que se pierdan los recursos federales disponibles construir un acueducto en la comunidad de Agua Amarga.

Abundó que de esta reunión surgió la propuesta de establecer a la brevedad una mesa de trabajo en la que participen las instituciones relacionadas con el tema del agua, de tal manera que se definan la responsabilidad que tiene la instancia federal, la estatal y municipal para que se materialicen en el municipio de La Paz obras que mejoren el abastecimiento del vital líquido.

Maximino Iglesias Caro puntualizó que en esta reunión se analizó el estado en que se encuentra el proyecto del acueducto Carrizal La Paz, la propuesta para desarrollar una planta desaladora, así como la posibilidad de que se utilizar para consumo humano el agua contenida por la presa Buena Mujer, entre otras propuestas de obras que favorecerían la disponibilidad y uso del líquido en esta capital.