ISSSTE conmemora Semana Mundial de la lactancia materna

Contribuye a un planeta más saludable, reconocen organismos internacionales de salud

Como cada año, el ISSSTE en Baja California Sur se encuentra presente en la celebración de la Semana Mundial de Apoyo a la Lactancia Materna, así lo dio a conocer el médico pediatra de esa institución, José Luis Ortega González.

Agrega que este año cobra especial relevancia este evento, “tanto por el tema que corresponde difundir durante el festejo: ‘Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable’ como por la situación de pandemia que nos está tocando vivir”. Damos por sentado que reconocemos lo inimitable de los beneficios nutricionales y que sobre el adecuado desarrollo y maduración de un niño, tiene la leche materna, y también los beneficios que confiere a la madre.

Este 2020 se desea resaltar de manera particular el beneficio que desde el punto de vista medioambiental confiere la lactancia materna.

Entonces, surge la pregunta obligada: ¿De qué manera contribuye la lactancia a un planeta más sustentable? 1.  La lactancia materna es un acto natural y ecológico, de bajo costo, y al alcance de todos por igual.  2. La leche materna es un recurso renovable, gratuito, no requiere de envases, y por lo tanto, no produce contaminación ni residuos. 3. Ayuda a la salud de las niñas y niños pequeños, de la madre y del planeta. 4. Dar pecho al bebé no necesita para su preparación gas o leña, agua hervida, biberones y sucedáneos, solo necesita paciencia y amor.  5. ¿Sabían qué? La lactancia materna tiene además impacto positivo en el medio ambiente, porque reduce el consumo de agua, energía eléctrica, disminuye la producción de desechos y la emisión de CO2, como sucede cuando se usan las llamadas fórmulas.

Agrega el especialista: “Es bien conocido también, que dentro de los grandes beneficios que confiere la leche materna, está el de proporcionar elementos de defensa contra infecciones, mediante diversos mecanismos: anticuerpos (proteínas que identifican y neutralizan bacterias, virus, hongos), enzimas que interfieren con el funcionamiento de los microbios dañinos, células de defensa, elementos químicos que impiden el que microbios penetren nuestros tejidos”. Lo anterior resulta interesante pues es lo que ha llevado a diversos organismos médicos internacionales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), a recomendar que en caso de que una madre resulte enferma con Covid-19, no se suspenda la lactancia materna, ni siquiera si se trata de un bebé recién nacido. Claro está que con las debidas medidas preventivas, como el lavado de manos antes de pegar al pecho, uso de mascarilla por parte de mamá.

La única razón por la cual debería suspenderse la lactancia, sería porque la condición de la madre fuera severa y requiriera separarse de su bebé. La leche de una madre con Covid no ha mostrado poder transmitir el virus. En pruebas de laboratorio en diferentes países no ha mostrado presencia del virus en las leches de mamás enfermas.

Finalmente el pediatra del ISSSTE expresó: “Si queremos un planeta sano y bebés con menos riesgo de Covid severo, tenemos una buena noticia: lo mejor sigue siendo la leche materna”.

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp