Los pleitos de Oscar Leggs y Armida Castro Guzmán; y el culto a la vanidad

El principal enemigo de Oscar Leggs Castro no es Armida Castro, sino su secretario privado Javier Ruiz.

En su currículum, el originario de la Ciudad de México, tiene el haber sepultado políticamente a los ex alcaldes  René Núñez Cosío y Antonio Agúndez Montaño.

Ahora, alista la tumba del Delegado de Cabo San Lucas.

El maestro de Migriño ha sido engañado, traicionado y fraudeado pero no por la alcaldesa, sino por su circulo cercano que lo tiene en una burbuja de engaño. Le han hecho crear cosas que no son, sueños que no podrán cumplirse y le han creado falsas expectativas.

Es cierto que Oscar Leggs tiene su capital político, es querido entre los nativos de Cabo San Lucas y que si hoy fueran las elecciones, sin mayor complicación ganaría la diputación local del octavo distrito electoral, donde en el último plebiscito ganó todas casillas.

Para nadie es un secreto que el maestro quiere ser el próximo Presidente Municipal pero sus asesores no han sido honestos con él, de que los números no le dan y que Cabo San Lucas no es  todo el municipio de Los Cabos.

La historia no miente, ahí están los casos de Sebastián Romo Carrillo (elecciones  1996, 1999 y 2002), Arturo de La Rosa (2011)  y el Doctor Ernesto Ibarra Montoya (2018). El primero nunca pudo, el segundo hasta en una segunda oportunidad, el ex diputado federal espera otra vez el 2021, pero sabe que requiere de San José del Cabo, Miraflores, Santiago y La Ribera.

Desde un principio la estrategia fue mal diseñada, mal planteada y con poca inteligencia, por ello hoy en día se encuentra confrontado con la primera autoridad y hasta con los aliados que lo llevaron a la Delegación de Cabo San Lucas.

El creador de la frase “Fuga para Migriño, un día pacta con dios y al otro día con el diablo”.

Ello lo ha hecho poco confiable para amigos y extraños.

Por principio de cuentas le debieron haber dicho que como Delegado no tiene ninguna facultad legal, salvo las responsabilidades que le pueda dar la Presidenta Municipal.

Desde la Delegación quería construir su candidatura pero se peleó con su primer aliado. No se trata de rendir culto a la vanidad, sino por institucionalidad debía colocar la fotografía de la alcaldesa  en su oficina, tal como lo hizo con la de Antonio Agúndez, cuando fungió como Coordinador de los Servicios Públicos en Cabo San Lucas.

Ahora todos los coordinadores de CSL atienden instrucciones directas de los Directores Generales, que aunque así lo estable la Ley Orgánica del Ayuntamiento, deja en estado indefensión al Delegado, quien aunque llega temprano a su oficina, sólo es una figura decorativa, sin recursos y sin facultades.

Desde campaña, Oscar Leggs hizo alianzas con enemigos políticos de MORENA y de la alcaldesa, ahora como Delegado lo sigue haciendo, incluso no pierde oportunidad para hablar mal de la primera autoridad.

Es cierto que Armida Castro tampoco se ha visto muy bien en la relación con el Delegado pero   ella ya es alcaldesa y en el 2021, independientemente de las aspiraciones que pudiera tener, estará en la mesa de la toma de decisiones  donde  MORENA y sus aliados van a resolver las candidaturas de las alcaldías.

Varios medios de comunicación ya han gastado mucha tinta sobre los errores de la primera autoridad, pero quizá por verlo como víctima, no han analizado las fallas y las incongruencias de Oscar Leggs y en ella hay gran responsabilidad de su  Secretario Privado, quien lo mismo lo hace firmar manifiestos públicos que salir en  transmisiones de internet para despotricar contra Armida Castro Guzmán.

En campaña para la alcaldía siempre estuvieron cerca de Armida Castro Rigoberto Arce, Roberto Valdez y Oscar Leggs Castro.

De los tres, el que se ha visto menos inteligente ha sido precisamente el de Migriño.

Esta a tiempo de rectificar, todavía falta mucho para el 2021, salvó que quiera terminar en el Partido del Gobernador Carlos Mendoza Davis, con quien se le ha  visto muy cercano en últimas fechas.

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp