Los Torres Mendoza ¡¡Qué bonita familia!!

Se creen amos y señores de MORENA.

Se creen dueños de la verdad.

Se creen los purificados de la izquierda sanluqueña.

Están en contra de la corrupción y el cacicazgo pero se despacharon con la cuchara grande en los cargos públicos y de elección popular.

Su Padre, Héctor Torres Tovar fue ungido como regidor.

A Daniel Torres Mendoza lo hicieron Delegado Regional en Los Cabos del Gobierno Federal.

A la novia, Berenice Serratos, también lo ungieron como integrante del H. Cabildo.

David Torres Mendoza, cobra como asesor en el Congreso local, bajo las órdenes del Diputado Homero González López.

Héctor Torres Mendoza aceptó del Gobierno de Armida Castro Guzmán la gerencia del OOMSAPASLC en el puerto de Cabo San Lucas.

Cuando Armida Castro Guzmán lo movió del OOMSAPASLC a la coordinación de Desarrollo Social del puerto, resaltó su profesionalismo y su lealtad laboral.

Los amigos que se hicieron familia, habría arengado en su toma de protesta la primera edil.

Pero pronto el novel funcionario enseñó el cobre.

Tras renunciar al Gobierno municipal, Héctor Torres Mendoza se ha convertido en el más crítico de la administración municipal.

Y no es que de la noche a la mañana se haya convertido en un luchador social, si no que tiene la intención de ser el candidato de MORENA a la Presidencia Municipal de Los Cabos.

Pero, al igual que su familia, están equivocando las formas y haciendo el papelón.

A los pocos días de que su papá Héctor Torres Tovar, en la sesión de Cabildo, votó en contra de la construcción de la desaladora en Cabo San Lucas, Andrés Manuel López Obrador visitó la ciudad y ratificó en todos sus términos la construcción de la misma .

O están mal informados o son novatos en el quehacer público, la planta desaladora es un proyecto federal y su licitación será internacional, lejos de cualquier manoseo de gobiernos y  políticos locales.

Por ello votar en contra de la desaladora, es votar en contra de la visión del Gobierno de Andrés Manuel López pero sobre todo, en contra de las familias que con justa razón demandan todos los días el abasto del vital líquido.

Para no desentonar y seguir haciendo el papelón, Héctor Torres Mendoza ha iniciado una campaña contra la falta de agua y este sábado la culminó llevando a unos simpatizantes a intentar tomar las instalaciones del pozo número 4 de Cabo San Lucas.

Qué poca memoria tiene este político y que poco ético es.

Durante cerca de dos años fue el gerente del OOMSAPASLC en Cabo San Lucas y no fue capaz de hacer eficiente la recepción y distribución de agua.

Al menos por su propia salud, sería positivo que le dijera a la gente que fue lo que hizo durante ese tiempo para mejorar la distribución de agua en el organismo, o sólo extendía la mano para cobrar su quincena.

El problema del agua va mas allá de cualquier voluntad individual, la producción de más de 1,300 litros por segundo, que emana de los dos acueductos,  de la potabilizadora  de San Lázaro y de la planta desaladora de Los Cangrejos, no alcanza para toda la población.

Así de sencillo.

Por eso se requiere en lo inmediato una segunda planta desaladora para tener otros 250 litros por segundo.

Que se requiere más producción, estamos de acuerdo, pero se requieren miles de millones de pesos de inversión que ni el gobierno local ni  estatal tienen.

Si realmente Héctor Torres Mendoza trabajó en el OOMSAPASLC, debe saber que existe un Diagnóstico  Integral de Planeación y en el mismo  se establece de manera clara la infraestructura con que se cuenta, el déficit de agua que se sufre y las acciones que se deben emprender en el corto, mediano y largo plazo.

Si cree que con su show políticos, como la intentona de tomar las instalaciones del pozo 04,  afecta al Gobierno de Armida Castro Guzmán, se equivoca.

A los que realmente afecta son a los cientos de familia que carecen de agua, a los que la única forma en que les puede llegar es a través de pipas.

También afecta al proyecto político de MORENA en Los Cabos y Baja California Sur.

Porque MORENA debe estar por encima  de cualquier interés personal y de familia.

El uso de las pipas para abastecer de agua a la población de Cabo San Lucas es añeja, en lo único que podemos coincidir es que se deben mejorar los controles para que el agua realmente llegue a la gente que la necesita,  de manera gratuita cuando sean unidades del OOMSAPASLC, a precios justos cuando sean pipas de particulares.

Óscar Leggs Castro no canta mal las rancheras, pero esa es otra historia como dijera mi nana.

 

 

 

 

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp