Por tintes políticos, me involucraron en el robo al Ayuntamiento de Los Cabos: ex tesorero municipal

He sido absuelto de responsabilidad  en todos los tribunales y quienes digan lo contrario faltan a la verdad, señala en entrevista

El Mundo Digital de BCS, en entrevista con el Ex Tesorero Gerardo Manríquez Amador

De Toni Agúndez, sólo el recuerdo de haber trabajado en el Ayuntamiento de Los Cabos

Los Cabos, BCS.- A estas alturas de su vida, Gerardo Manríquez Amador no sabe que es más delito en su vida, haber sido tesorero municipal cuando se cometió un robo al Ayuntamiento de Los Cabos, o haber formado parte del periodo de Gobierno de el Toni Agúdez.

Del robo de los tres millones 490 mil  152 pesos, ocurrido la madrugada del 30 de enero del 2015, Manríquez Amador salió absuelto de toda responsabilidad.

Aunque en su momento el gobierno estatal de Marcos Covarrubias Villaseñor politizó la justicia sudcaliforniana e inició una cacería contra funcionarios de la administración de Antonio Agúndez Montaño, todos, hasta el policía que esa noche estaba de guardia, salieron absueltos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado, en ese entonces bajo el mando de Gamil Abelardo Arreola Leal, siguió pistas equivocadas, en realidad, más que esclarecer el millonario robo, el objetivo era desprestigiar el endeble gobierno municipal perredista-petista.

Nunca dieron con los verdaderos responsables ni recuperaron un centavo de lo robado, pero la administración panista si logró desprestigiar y echar al gobierno  de Agúndez Montaño de Los Cabos; en junio del mismo 2015 Arturo de La Rosa Escalante ganaría por amplia mayoría las elecciones de la alcaldía.

Días después del robo, Gerardo Manríquez también rompía toda relación con Antonio Agúndez Montaño, quien lo obligó a renunciar a la Tesorería Municipal para distensionar  las relaciones con los integrantes del H. Cabildo.

Ya tenían confrontaciones y diferencias por el gasto municipal, lo curioso del caso es que Toni Agúndez obligó la renuncia de su tesorero pero no así del titular de la Policía  Municipal, Guillermo Marrón Rosas, principal responsable de la endeble vigilancia que esa noche se tenía montada en palacio municipal.

En las “cajas fuertes” del Ayuntamiento siempre se deja dinero, porque los bancos cierran a las 16 horas y muchas de las veces ya no tienen tiempo de trasladarlo para su resguardo.

Nunca me avisaron que iban a tener dinero resguardado, fue la defensa del entonces jefe policiaco, que con el tiempo llegó   a ser asesor del entonces alcalde Arturo de La Rosa Escalante.

En su momento, Gerardo Manríquez tuvo que abandonar el municipio y buscar la protección  de la justicia federal, porque el 5 de junio del 2015 la  PGJE le giró orden de aprehensión  por los delitos de  robo agravado en agravio de las cajas del Ayuntamiento de Los Cabos.

En los tribunales federales el ex tesorero ganó cada una de las batallas a la Procuraduría General de Justicia del Estado hasta lograr su total exoneración de las imputaciones en su contra, según consta en el grueso legado del expediente que El Mundo Digital de BCS tiene en su poder.

Durante los últimos cuatro años, Gerardo Manríquez tiene su residencia entre Guadalajara y Querétaro, trabajando en negocios de venta de autos usados,  restaurantes de comida japonesa y boutiques para bebés, son negocios familiares y es su forma de ingreso para mantener a su esposa e hijos.

En entrevista con El Mundo Digital de Baja California Sur, por primera vez desde el robo ocurrido la madrugada del 30 de enero del 2015, Manríquez Amador decide opinar sobre el tema.

Sobre todo por sus hijos, quienes son los principales afectados por publicaciones que sin fundamento, siguen señalándolo como responsable del robo ocurrido a las arcas municipales.

¿Si crees que son señalamientos sin fundamento,  por qué no los denuncias?

Es difícil llevar ante la justicia a un periodista, responde.

Si lo haces, de inmediato  pretextan que es un ataque a la libertad de expresión.

Mejor se los dejó a su conciencia, creo que también tiene padres, esposa, hijos y hermanos,  y saben de antemano que todo lo que escriben no corresponde a la verdad.

Bueno entendemos que de los delitos que te señalaban te absolvieron, pero eres amigo y trabajaste para Antonio Agúndez ¿o me equivocó?

-Si trabajar en el Gobierno es un delito, entonces hay muchos delincuentes, se defiende el ex tesorero municipal.

-Gerardo Manríquez Amador trabajó en el Ayuntamiento de Los Cabos no para una persona en particular.

-Con Toni Agúndez, lo que tengo es el recuerdo de haber hecho equipo de trabajo en el Gobierno municipal.

-No hay más.

-El sigue su vida familiar  y su carrera política.

-Yo hago la propia.

¿No existe hoy en día una relación política o de amistad?

-Ni amigos ni enemigos, insisto, él  por su lado,  un servidor por el suyo.

¿Entonces por qué crees que los periodistas te siguen relacionando con el ex alcalde?

-Habría que preguntárselos, nunca han venido a entrevistarme, no tengo una llamada perdida de ellos en mi teléfono, tengo entendido que un principio básico del periodismo es que si vas a hablar de alguien, al menos debes preguntarle su versión, es lo que me han platicado quienes ejercen el noble oficio de los medios de comunicación.

¿Qué tanto te afecta a ti ese tipo de señalamientos?

A mi no, la familia es la que veces se ve afectada, de pronto interroga porque tanto escarnio contra mi persona.

Este es el mundo de la política, la política es cruel ¿si lo sabías?

-hablas de política…pero entonces donde esta la ética de los periodistas.

-Si tuviéramos que demandar a todo aquel periodista que no hable con la verdad, se llenarían los archivos de demandas en las procuradurías.

-Todos aquellos que han escrito de mi y lo han hecho de manera equivocada, no tengo la menor duda que tienen esposa e hijos y cuando hablen mal de ellos y sean mentiras, sabrán el daño que hacen.

Con ese mensaje, concluye la entrevista el ex tesorero del Ayuntamiento de Los Cabos, Gerardo Manríquez Amador.