Se desatan los robos a vivienda y comercio en Los Cabos; ocurren entre 50 y 70 ilícitos diarios

Los Cabos, BCS.- Las fuerzas federales-militares han orientado sus esfuerzos en combatir a los sicarios que a la fecha suman 180 ejecutados, sin embargo la delincuencia común y corriente se ha desatado y han lanzado una campaña intensiva de robos a viviendas, residencias y comercios tanto en San José del Cabo como en Cabo San Lucas, a través de redes sociales se denuncian entre 50 y 70 robos diarios.

La ola de robos ocurre en la crisis más severa que enfrenta la Policía Municipal de José Jorge Ontiveros Molina que sigue de turismo político en Los Cabos, sin policías porque han despedido más de 50 oficiales, sin policías porque otros han renunciado, sin policías porque un buen número auxilian a la Marina y al Ejército en la búsqueda de células delictivas de los cárteles de la droga y sin policías porque los pocos que quedan están molestos con el actual Gobierno que no les ha pagado sus compensaciones y horas extras de las fiestas tradicionales San José 2017, las horas extras de Semana Santa, entre otros eventos extraordinarios donde los hacen trabajar hasta 20 horas diarias.

Todo parece indicar que a Ontiveros Molina poco le importa la integridad de las familias de Los Cabos, no se le ve en las calles de la ciudad encabezando los operativos policiacos, tampoco se le ve en los operativos de las fuerzas federales-militares y tampoco se le ve en las oficinas haciendo el trabajo de planeación y organización.

Se le ve en actos políticos, se le ve en actos de Gobierno pero donde debe de estar, encabezando el combate contra la delincuencia, ni se le ve ni se le siente. A partir de las 10 de la noche, dispone de una patrulla con 4 elementos para que vigilen el departamento donde vive, en el puerto de Cabo San Lucas.

Alberto “N” del fraccionamiento Villas de Cortez, denunció que durante el fin de semana le robaron las 3 baterías de sus 3 vehículos y esa voz inconforme se multiplica en todas las colonias de San José del Cabo y Cabo San Lucas, donde reportan robos diversos a viviendas, residencias y comercios.

Algunas familias han denunciado que los delincuentes han perdido todo temor y se introducen durante la madrugada, aún cuando las familias están dormidas, y desvalijan las propiedades.

Para darse una idea de la ola de robos en el destino turístico, por tercera ocasión en este año, los amantes de lo ajeno se introdujeron a las instalaciones de Correos de México, a escasas cuadras de palacio municipal y se robaron la gasolina, acumuladores y neumáticos de los vehículos de la dependencia federal.

En promedio ocurren de 50 a 70 robos diarios en el destino turístico, sin embargo sólo se llegan a denunciar formalmente entre 10 y 15 ilícitos.

Sería una vergüenza que a las fuerzas federales también se les pida combatir  a los delincuentes dedicados al robo de vivienda, al robo de residencias y al robo a comercio. El Gobierno municipal debe asumir su responsabilidad y mejorar la seguridad pública en la ciudad, donde la ciudadanía ya no aguanta la ola de robos a su patrimonio y todo ello ocurre cuando la Policía Municipal enfrenta su peor crisis interna y de credibilidad.

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp