Se manifiestan en palacio municipal trabajadores del Ayuntamiento de Los Cabos

Demandan  una liquidación conforme a la ley y pago de salarios caídos del mes de octubre

Una liquidación conforme a la ley y cubrir los sueldos caídos del mes octubre, fue la demanda de unos 100 trabajadores despedidos del XII Ayuntamiento de Los Cabos, quienes ayer se presentaron en los patios de palacio municipal y entregaron un pliego petitorio dirigido al presidente municipal Arturo de la Rosa Escalante y el gobernador Carlos Mendoza Davis.

Acompañado de niños y personas con discapacidad, los hombres y mujeres que de la noche a la mañana se quedaron sin trabajo en el Gobierno Municipal, sin tener una explicación justificada de la medida y sin su liquidación correspondiente, lamentaron que por cuestiones políticas y partidistas les hayan quitado su trabajo y la oportunidad de llevar el sustento a sus familias.

Samuel Peruyero, vocero de los inconformes, dijo que “nuestros hijos tienen hambre y ellos no ha obligado a venir a palacio a exigir nuestros derechos, a exigirle al gobernador y al presidente municipal nos den una causa justificada de nuestro despido”.

Si ya no nos quieren en la planta del Gobierno municipal lo justo es que nos liquiden conforme a la ley y nos cubren las quincenas del mes de octubre, explicó Samuel Peruyero a los periodistas que lo entrevistaron y fueron testigos del documento que entregaron al Secretario General del Ayuntamiento, Luis Alberto González Rivera.

A través de redes sociales los trabajadores inconformes acusaron que “todo se trata de una cacería de brujas y revanchismo político emprendido por el alcalde Arturo de la Rosa.

González Rivera atendió a los quejosos y señaló la disposición del actual gobierno por liquidar a todos los trabajadores conforme a la Ley, sin embargo hasta el momento aún no tienen fecha para efectuar esta acción, por lo anterior solicitó crear una comisión de diálogo para resolver este conflicto, que de acuerdo a los abogados hay hasta el momento cerca de 800 denuncias laborales por este tema, más los que faltan por denunciar.

A la protesta se sumaron las trabajadoras como monitoras quienes trabajan con pequeños con discapacidad y de escasos recursos, mismas que percibían un sueldo por la pasada administración y el actual gobierno de Arturo de la Rosa decidió dejarlas sin empleo, lo que afecta directamente a más de 100 familias.