Seguirán bajando las tarifas de CFE en BCS

 

La reducción se observa contrastando las tarifas de los tres sectores entre enero de 2016 y enero de 2015

Esta reducción se ha logrado gracias a la sustitución progresiva de la CFE en su consumo de combustibles caros y contaminantes, como el combustóleo y el diésel, por otros más baratos y amigables con el medio ambiente, como el gas natural y la energía hidroeléctrica

La CFE informa que en enero de 2016 se reducirán las tarifas eléctricas en comparación con enero de 2015. De esta manera, suman ya 13 meses de reducciones consecutivas en comparación con el mismo mes del año anterior.

Así, las tarifas para el sector industrial disminuirán en enero de 2016, en comparación con enero del 2015, entre 25% y 35%. Para el sector comercial la disminución será de entre 9 y 22 por ciento, mientras que para el sector doméstico de alto consumo (tarifa DAC) la disminución será de 9.4 por ciento.

En cuanto a la tarifa para el sector doméstico de bajo consumo, cuya tarifa subía 4 por ciento cada año desde 2006 y hasta 2014, en 2016 no subirá. De hecho, a partir del 1 de enero de 2015, presentó una disminución de 2 por ciento con respecto a diciembre de 2014. Para enero de 2016, esta tarifa también se reducirá 2 por ciento, respecto a la de enero del 2015.

Las tarifas de enero se calcularon de acuerdo a la participación de los combustibles en los procesos de generación de energía eléctrica en 2015. Esto de acuerdo a la fórmula para calcular las tarifas, determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que actualizó los coeficientes alfa del Factor de Ajuste por Combustibles (FAC) y eliminó el promedio móvil de 6 meses del precio de los combustibles.

En este sentido, la reducción en las tarifas eléctricas, respecto al mes correspondiente de 2015, se logró gracias a los esfuerzos realizados por la CFE de sustituir progresivamente combustibles caros y contaminantes, como el combustóleo y el diésel, por fuentes de energía de menor costo y más amigables con el medio ambiente, como el gas natural y la energía hidroeléctrica.

Así, el consumo de combustóleo por parte de la CFE para la generación de energía eléctrica ha disminuido en 7.4 por ciento de enero a noviembre de 2015 respecto al mismo periodo de 2014. En contraste, el uso de gas natural para la generación de energía eléctrica en las plantas de la CFE aumentó 7.1 por ciento.

Esto se pudo conseguir gracias a la disponibilidad de gas natural, tanto para la industria nacional, como para los procesos de generación de la CFE. De hecho, nuestro país lleva 30 meses sin alertas críticas por desabasto de gas natural.

Para fortalecer estas tendencias, además de construir nuevas plantas hidroeléctricas y de generación a partir de gas natural, la CFE lleva a cabo acciones para elevar su eficiencia y reducir los costos de generación, como son los programas de mantenimiento y modernización en sus centrales generadoras.

Así, la CFE ha licitado, licita y licitará 26 gasoductos con una inversión total de 15 mil 200 millones de dólares. La empresa, además, participa en temporadas abiertas de transporte de gas natural. Mediante estas dos estrategias, el sector privado tanto nacional como internacional, construirá, operará y será propietario de estos gasoductos. Estos gasoductos le permitirán a la CFE entregar gas natural para sus centrales y el sector industrial en regiones en donde antes no lo había.

Esto se logrará gracias a contratos de transporte del energético entre la CFE y los privados. Dichos esfuerzos, coordinados por la Secretaría de Energía y con la participación de Petróleos Mexicanos, incrementarán en cerca 75 por ciento la extensión del Sistema Nacional de Gasoductos existente en el 2012.