Subsecretario de Salud de Carlos Mendoza, denunciado ante la CEDH; se habría negado a operar a una persona con VIH

El cirujano Heriberto Soto, quien se desempeñó como Subsecretario de salud en el gobierno de Carlos Mendoza, fue denunciado ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por negarse a operar, en febrero pasado, a una persona con VIH pese a que la vida del paciente estaba en riesgo por una perforación intestinal.

Los hechos quedaron consignados en la queja con folio 2022/42889 que el afectado presentó ante el organismo defensor de las garantías individuales, al considerar que la injustificada negativa del médico lo privó de su elemental derecho a recibir atención médica en caso de urgencia.

En contra de su juramento hipocrático, el galeno que labora en el hospital general de Cabo San Lucas de la Secretaría de Salud, se escudó en la falta de ropaje quirúrgico para negarse a realizar la operación, pese a que esto era absolutamente falso.

Junto con una anestesióloga del mismo hospital (que además es su esposa), argumentó la falta de equipo de protección para ingresar al enfermo a quirófano, pero sus propios compañeros de turno atestiguaron que esto era una falacia que quedó documentada en actas internas.

Ante la negativa injustificada de estos trabajadores de la salud para otorgar el servicio, el paciente debió ser trasladado de urgencia al hospital Salvatierra donde se practicó la intervención sin mayor contratiempo.

Este rechazo injustificado que puso su vida en franco riesgo fue lo que motivó al paciente de 34 años a presentar su denuncia a la CEDH, al considerar que la supervivencia de las personas de bajos recursos (que no pueden acudir a los hospitales privados) no debe depender de médicos que por discriminación se niegan a devengar el sueldo que se les paga con impuestos aportados por los contribuyentes.

El afectado, que también estableció una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, pidió que se investigue a fondo el actuar de estos servidores públicos para que no marginen a otros pacientes por su estatus socioeconómico, orientación sexual o por su condición de salud.

Entre la comunidad médica consultada por este caso llamó la atención el doble discurso del ex funcionario  del anterior Gobierno,  quien en la pandemia por Covid 19 ejercía sistemáticamente la violencia verbal y laboral contra el personal de hospitales estatales para que laboraran pese a la falta de insumos y materiales que se vivió en la pasada administración gubernamental, según versiones recogidas entre el propio personal de salud.

Para tratar de ocultar su comportamiento discriminatorio, el funcionario mendocista presentó una queja por acoso laboral en contra de las actuales autoridades en Salud que conforme a la normatividad le aplicaron amonestaciones administrativas por el incumpliendo de su deber.

Además ha trascendido que el cirujano está orquestando una movilización sindical al interior del hospital para victimizarse, pese a que, por causa de sus fobias, le niega la posibilidad de un mejor futuro a pacientes vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.