Suman 6 funcionarios policiacos abatidos en BCS por cárteles de la droga

San José del Cabo, BCS.- Con la ejecución del Comandante del Grupo de Operaciones Especiales Juan Salvador Díaz Moreno, ya suman 6 funcionarios policiaco-federales ejecutados por el crimen organizado, en la cruenta lucha que libran para apoderarse de la plaza de Baja California Sur, de manera particular de La Paz y Los Cabos.

La noche del 5 de abril un comando armado esperaba al comandante de la Subsecretaría de Seguridad Pública del Estado, después de que acudiera a visitar a unos conocidos al CERESO de La Paz. En cuanto lo tuvieron a la lista, lo llenaron de plomo.

Sin ninguna oportunidad de defenderse, el jefe policiaco quedó sin vida en la banqueta del bulevar Colosio, en una clara afrenta del crimen organizado contra las instituciones del Estado. Y es que no sólo se atrevieron a quitarle la vida al jefe policiaco, sino que lo hicieron justo en el corazón del sistema de justicia de Baja California Sur.

La ejecución la realizaron donde converge el C4, la Procuraduría General de Justicia del Estado, el Tribunal Superior de Justicia del Estado, la Procuraduría General de la República, el CERESO de La Paz y otras dependencias de procurar e impartir justicia.

A la ejecución del comandante del Grupo GEO se suma la aparición de una narco manta la mañana de este viernes 7 de abril, donde supuestos sicarios advierten que van a seguir “matando a ministeriales, estatales y municipales. Todo ello en represalia porque brindan protección a otro cártel, se lee en la amenaza firmada por “El Mono”.

Apenas el martes 28 de marzo, en el fraccionamiento Arco Iris de Cabo San Lucas, sicarios quitaron la vida a un elemento de las fuerzas federales que brindaba protección al comunicador Julio Omar Gómez, después de que había sufrido dos atentados en contra de su persona y propiedades.

Julio Omar Gómez salvó la vida gracias a la defensa del agente de la policía federal, quien contestó la agresión y aunque cayó mortalmente herido, todavía con vida ingresó a un hospital privado del puerto sanluqueño, donde después dejó de existir.

El pasada 21 de febrero, en calles de la colonia San Bernabé, también fueron acribillados el Comandante del Grupo de Homicidios de la Policía Ministerial de la Zona Sur, Luis Alberto Corrales González, de 47 años de edad, y el agente Miguel Ángel Castro Romo, de 28 años de edad.

El Portal de Noticias de Facebook BCS Código Rojo ha documentado otros homicidios contra las fuerzas de seguridad, el 3 de diciembre del 2016 en calles de la colonia Camino Real de La Paz ejecutaron a un custodio del CERESO de La Paz.

Doce días después cayó el Comandante de Custodios del CERESO de La Paz, cuando iba llegando a su domicilio particular en la colonia Camino Real, después de trabajar el turno nocturno en el centro penitenciario.

Hasta la fecha ninguno de los crímenes ha sido resuelto y todo parece indicar que en el combate contra los cárteles de la droga que se disputan la plaza de Baja California Sur, los más desprotegidos son los cuerpos de seguridad.

Aunque se trata de mandos policiacos cuya tarea principal es enfrentar al crimen organizado, carecen de escolta personal, percepciones salariales dignas y en el peor de los casos, sin armas cuando andan de civiles, porque las corporaciones en las que trabajan no les permiten llevarlas  para defenderse de cualquier ataque cuando andan fuera de servicio, como ocurrió con el Comandante del Grupo de Operaciones Especiales de la Subsecretaría de Seguridad Pública del Estado.

Compartir:
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× WhatsApp