Teresa Verduzco Ríos, “crónica de una derrota anunciada”

Aliarse a Arturo de La Rosa le ha ganado el rechazo de la base sindical

Quiere reelegirse a través de su comadre Nidia Calderón, los sindicalizados también la quieren mandar a casa, como lo hicieron con su amigo y aliado Arturo de La Rosa Escalante, que se va el 28 de septiembre tras no lograr la reelección

Con Teresa Verduzco los sindicalizados perdieron lo que habían ganado en los últimos años, tuvieron una “líder charra”

Los Cabos, BCS.- En los últimos tres años Arturo de La Rosa Escalante y Teresa Verduzco Ríos se convirtieron en los principales enemigos de los trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Los Cabos, el primero ya se va el 28 de septiembre tras quedar en tercer lugar en las pasadas elecciones municipales, la segunda aunque quiere heredar el cargo a su comadre Nidia Calderón también se va ir y serán otros liderazgos sindicales los que trabajen con la administración que va a encabezar Armida Castro Guzmán.

Hace tres años Teresa Verduzco Ríos barrió en las elecciones del Sindicato de Burócratas de Los Cabos y llegó con grandes expectativas para defender los derechos e intereses de los trabajadores pero bastaron tres meses para aliarse con el alcalde panista y darle la espalda a sus agremiados, quienes le cobraron facturas en el pasado proceso electoral y votaron por todos los candidatos menos por su amigo y aliado Arturo de La Rosa.

De sindicalista combativa en los Gobiernos del PRD-PT, como líder sólo fue testigo mudo de cómo quitaban las bases sindicales a sus agremiados, a quienes aunque desconoció si le sirvieron los votos que le dieron para ganar; también fue testigo mudo de cómo a los sindicalizados les bajaron sueldos, compensaciones, los reubicaban de plaza y en el peor de los casos los despedían.

Pero la vida es una rueda de la fortuna, a veces se esta abajo y a veces se esta arriba. Ella fue cómplice de que le quitaran la base a más de 330 trabajadores, entre ellos a David Dimas el esposo de la alcaldesa electa, a quien no conforme con ello, lo terminaron despidiendo.

Ahora no tiene calidad moral Verduzco Ríos para pedir el respaldo de la alcaldesa y seguir dirigiendo los destinos del Sindicato de Burócratas.

Teresa Verduzco se olvidó de su sindicato como Arturo de La Rosa lo hizo de la población, decidió atender los intereses de los panistas que detentaban el poder, como su amigo alcalde lo hizo con los empresarios, trabajaron para las minorías pero que respondían a sus intereses particulares y no de quienes los llevaron al poder.

Con todos esos agravios, Teresa Verduzco no se quiere ir, primero buscó la forma de reelegirse pero los estatutos no lo permiten, ahora quiere poner a su comadre Nidia Calderón que tiene un negativo expediente en la Dirección de Obras del OOMSAPASLC donde labora.

Para lograrlo ha recurrido a todo, ha descalificado la convocatoria que emitió la actual dirigencia estatal y negó de manera rotunda entregar documentación sindical a quienes aspiran a sucederle en el cargo. Este lunes ha convocado a una reunión urgente a las 12 del día con sus agremiados para desconocer el proceso electoral y presentar una planilla de unidad encabezada por su comadre Nidia Calderón.

Sin embargo pese a todas sus trabas, José Ángel Ruiz y Xóchitl González Castro lograron presentar su solicitud formal ante las autoridades competentes del sindicato estatal para contender por la dirigencia de los burócratas en Los Cabos.

Teresa Verduzco Ríos ya es un cadáver político-sindical pero nadie le ha avisado. El primero de julio que su amigo y aliado Arturo de La Rosa fue vencido en las urnas y enviado al tercer lugar, también perdió ella, pues los sindicalizados del Ayuntamiento le votaron a todos los candidatos menos al panista.

Nidia Calderón ya ha perdido la elección antes de registrarse, como cadáver político-sindical, Teresa Verduzco ya “apesta” y todo aquel que continue cerca de ella, también puede ir cavando su tumba sindical.

Compartir:
× WhatsApp